This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Fin de año: retenciones de IP

Economía y Mercado 09/12/2013

De acuerdo a la normativa del Impuesto al Patrimonio (IP), el 31 de diciembre corresponde determinar el patrimonio sujeto a imposición en nuestro país de las "personas físicas domiciliadas en el extranjero y de las personas jurídicas constituidas en el exterior que no actúan en el país por medio de establecimiento permanente". 
Como veremos a continuación, la mencionada obligación es de interés para las empresas dado que en diversos casos han sido designadas agentes de retención. 
El IP grava los bienes situados, colocados o utilizados económicamente en la República, con independencia del domicilio de los titulares. Ello lleva a que, en la medida que una persona del exterior -física o jurídica- tenga un activo en nuestro país, el mismo sea en principio, alcanzado por este impuesto. En general, la legislación ha previsto "responsables" como forma de recaudar el impuesto en estos casos. 
Existen otros responsables en el IP: emisores de obligaciones o debentures, títulos de ahorro o de otros valores similares emitidos al portador. No obstante, nos referiremos al caso de personas físicas (PF) o personas jurídicas (PJ) no residentes que integren sociedades personales no sujetas al pago del impuesto y al de los contribuyentes de IRAE que sean deudores de PF o PJ no residentes. Cada vez que hagamos referencia a PJ no residente estará implícito que no configura establecimiento permanente en Uruguay. 

1. SOCIEDADES PERSONALES INTEGRADAS POR PF O PJ NO RESIDENTES 
El literal b) del artículo 2 del Decreto 600/988 -reglamentario del IP- designa "agente de retención" a las sociedades personales no sujetas al pago de IP, integradas por PF o PJ no residentes. 
Aunque la norma refiere a la figura del "agente de retención", debe precisarse que, en rigor, no se estaría "reteniendo" importe alguno sino que lo que se está haciendo es abonar un tributo que corresponde a la persona del exterior, por lo que la denominación más adecuada sería la de "responsable sustituto". 
En términos generales nos estamos refiriendo a sociedades de tipo personal (sociedades civiles, por ejemplo) en las que no se da la combinación de capital y trabajo para ser sujeto pasivo de IRAE y, en consecuencia, también ser sujeto pasivo de IP. En dichos casos el IP se tributa en cabeza del socio, ya sea persona física o jurídica en su caso. 
Pero luego, si los socios son del exterior, se ha previsto que el pago sea realizado por parte de la sociedad personal en cuestión, con la excepción del caso en que el socio no residente sea una persona jurídica no residente que actúe en nuestro país por medio de establecimiento permanente (EP), dado que en estos casos la tributación recaerá sobre dicho EP. 

2. CONTRIBUYENTE DE IRAE DEUDOR DE PF O PJ NO RESIDENTE 
El mismo lit. b) del art. 2 del Dec. 600/988 designa agente de retención del IP a los contribuyentes de IRAE que fueran deudores de PF o PJ no residentes. 
En este caso debe apreciarse siempre el saldo al 31 de diciembre de cada año con el no residente, con total independencia de la fecha de cierre de ejercicio fiscal de la sociedad local. 
El referido saldo constituye un activo en nuestro país para el no residente pero no todos los casos quedarán sujetos a imposición y por consiguiente a retención. 

2.1. Exoneraciones 
Dado que estamos analizando la gravabilidad para el IP debemos repasar las normas que establecen exoneraciones para dicho impuesto. 
Nos referiremos entonces al artículo 22° del Título 14 el cual transcribimos parcialmente a continuación: 
"Artículo 22°. Para la determinación del monto imponible no se computarán en el activo... 
Al solo efecto de la determinación ficta del valor del ajuar y muebles de la casa-habitación se computarán: 
A) Saldos de precio que deriven de importaciones, préstamos y depósitos de personas físicas y jurídicas extranjeras domiciliadas en el exterior". 
Según surge de este artículo, los activos mencionados no se computan para el impuesto (excepto para la determinación ficta del valor del ajuar y muebles de la casa-habitación, cuando resulta aplicable), por consiguiente en dichas situaciones no corresponderá retener IP. 

2.2. Situaciones sujetas a retención 
A continuación mencionaremos diversas situaciones que habitualmente podría tener una empresa en cuanto a saldos adeudados a personas o empresas no residentes y comentaremos el tratamiento respecto a la retención y a la deducibilidad del pasivo (aunque recordemos que el momento de liquidar el IP de la empresa local es la fecha de cierre de ejercicio y puede no coincidir con el 31 de diciembre). 
Dentro de las deudas comerciales, a los saldos derivados de importaciones de bienes no les aplica la retención mientras que si el saldo adeudado se originó en una compra de servicios o derechos de uso, se deberá retener. 
En lo que tiene que ver con el cómputo del pasivo a los efectos de la liquidación del IP para la empresa local, los saldos de importaciones no son pasivo deducible ya que el literal C) del inc. 5° del art. 15° del Tít. 14 los excluye expresamente. El resto de los pasivos comerciales sí resultan deducibles. 
Tratándose de deudas financieras de la empresa local con PF o PJ del exterior, la contrapartida encuadraría dentro de los activos por "préstamos y depósitos de personas físicas o jurídicas domiciliadas en el exterior" y por lo tanto aplica la misma exoneración vista anteriormente. 
Respecto a la deducibilidad del pasivo para la liquidación del IP de la empresa local, el mismo no será deducible ya que no se encuentra listado en el inc. 5° del art. 15° del Tít. 14. (la excepción son las deudas financieras contraídas con Estados, con organismos internacionales de crédito que integre el Uruguay, con la Corporación Nacional para el Desarrollo y con instituciones financieras estatales del exterior para la financiación a largo plazo de proyectos productivos). 
Finalmente, como deudas diversas podrían encontrarse situaciones sujetas a retención de IP, en la medida que no encuadren dentro de la exoneración comentada. Tal es el caso, por ejemplo, de los saldos adeudados por dividendos impagos. 
A su vez, dicho saldo no resulta un pasivo deducible en la liquidación del IP del contribuyente de IRAE. 

3. MONTO IMPONIBLE, TASAS Y VENCIMIENTO 
Llegado este punto el monto a "retener" dependerá de si el no residente es una PF o una PJ. 
En el caso de PF, el monto imponible estará dado por la cuota parte correspondiente al socio del exterior o por el saldo que permanezca impago al 31/12, a los que habrá que deducir el mínimo no imponible para el Impuesto al Patrimonio de las Personas Físicas (IPPF). Al monto resultante deberán aplicarse las tasas progresionales incluidas en el lit. A) del art. 45 del Tít. 14 TO 96, que para el cierre del 2013 van de 0,7% a 1,4%. (1,5% en caso que la PF no residente no sea contribuyente del Impuesto a las Rentas de No Residentes). 
Para el caso de las PJ, el monto imponible será la cuota parte de la sociedad personal o el saldo al 31/12 en su caso, y la alícuota será del 1,5%. 
Si bien las normas prevén que el agente de retención repetirá el impuesto pagado contra los sujetos pasivos del gravamen, ello no siempre resulta posible y el agente de retención habitualmente debe afrontar el impuesto. 
Por último, cabe mencionar que el vencimiento del pago de estas retenciones es en el mes de mayo del siguiente año, de acuerdo con el calendario general de vencimientos.

Material preparado en el Departamento de Asesoramiento Impositivo y Legal de Deloitte.

Última actualización: 

Contactos

Nombre:
Asesoramiento Impositivo y Legal
Compañía:
Deloitte S.C.
Puesto:
Teléfono:
Correo Electrónico
dail@deloitte.com