This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Reducción de Costos: 7 secretos para sobrevivir la crisis

La agencia de noticias on line Invertia Perú, publicó una nota sobre: Los 7 secretos para sobrevivir la crisis, donde se menciona la reciente encuesta de Deloitte que revela que la mayoría de empresas ya habían implementado programas de reducción de costos.

A continuación la réplica de la nota

 

En la encuesta, el 68% declaró que su compañía tenía como objetivo permanente mejorar los costos, incluso durante el reciente boom económico. Ésta es una buena noticia, especialmente porque la opinión general sugiere que, en tiempos difíciles, a las compañías sólo les importa la reducción de costos. La mala noticia es que muchas compañías podrían bajar demasiado sus expectativas.

 

En la encuesta, dos tercios de los ejecutivos esperaban que sus iniciativas actuales de reducción de costos entregaran ahorros de un solo dígito. Estas insignificantes mejoras podrían haber sido suficientes en tiempos de prosperidad, cuando el crecimiento de los ingresos brutos ayudaba a compensar numerosas deficiencias; sin embargo, muchas compañías podrían descubrir que este enfoque gradual de reducción de costos es insuficiente para operar en los tiempos inciertos que se avecinan. Lo que se necesita es un enfoque más profundo o innovador que entregue mejoras significativas y sustentables para su estructura de costos.

 

Para sobrevivir y prosperar en épocas de turbulencia financiera, las compañías algo más que mejorar continuamente sus operaciones y buscar medidas adicionales a las tradicionales. El objetivo en ésta época es aplicar mejoras de costo estructurales, tales como simplificar la infraestructura, ajustar el modelo de entrega de servicio y rediseñar su modelo de negocios. Por lo general, estos tipos de mejoras pueden entregar ahorros en costos mejores y más sustentables que un enfoque gradual de reducción de costos.

 

Mejorar los costos de manera estratégica y estructural pueden hacer posible que una compañía prospere durante una desaceleración, ya que puede proteger sus márgenes, capitalizar sus oportunidades y capturar participación de mercado.

 

Un enfoque integral de gestión de costos siempre es significativo, sin importar el entorno económico. De acuerdo a un estudio realizado por Deloitte sobre el valor para los shareholders en los pasados cinco años, existe una clara correlación entre la actividad de administración de costos y la capitalización del mercado. Los datos muestran que el mercado de capitales recompensa a las compañías que efectúan mejoras significativas en su estructura de costos - incluso en tiempos de bonanzas.

 

Este enfoque exhaustivo para la reducción de costos puede ser particularmente valioso en los tiempos de crisis. Por ejemplo, durante la recesión del año 2001 varias compañías utilizaron un enfoque transformacional de reducción de costos para superar eficazmente a sus competidores y al mercado en general.

 

Los siete secretos para enfrentar la tormenta

 

A pesar de que muchos negocios pueden beneficiarse con un enfoque de reducción de costos más agresivo durante una recesión, las oportunidades específicas de mejora varían de una compañía a otra. A continuación, se presentan siete consejos prácticos demostrados a tener en cuenta para la elección del enfoque más adecuado - y para acelerar los beneficios.

 

1. Decida cuánto se necesita mejorar los costos

 

Cuando se trata de reducir costos, cada compañía tiene necesidades distintas. Las principales variables son: (1) amplitud del cambio requerido, y (2) el tiempo disponible para implementar acciones y capturar valor.

 

2. Empiece por lo obvio

 

Para muchas compañías, los ahorros de costos más inmediatos pueden derivarse de recortes en funciones generales y administrativas (G&A) y de recortes en gastos externos (materiales y servicios que compra un compañía). Las mejoras en estas áreas pueden traer ahorros significativos en forma casi inmediata, generando bajo o ningún impacto negativo sobre el negocio.

 

3. Adopte una perspectiva empresarial

 

En tiempos difíciles, una compañía debe mirar más allá de sus compartimentos estancos para incluir oportunidades de reducción de costos a lo largo de toda la organización. Un análisis rápido pero integral del gasto controlable (ej. costos que se encuentran bajo disposición de la compañía durante los próximos 12 meses), puede ayudar a identificar las mayores oportunidades y establecer prioridades.

 

4. mejoras en el balance a corto y largo plazo

 

Durante una recesión, muchas compañías pueden tener tanto apuro para reducir costos que terminan ignorando algunas oportunidades de mejora significativas. Ese es un error que pocas organizaciones pueden darse el lujo de cometer. Por lo general, los programas de administración de costos más eficaces aplican un enfoque probado que incluye una mezcla de oportunidades a corto, mediano y largo plazo.

 

5. Escoja el modelo de negocios adecuado

 

En algunos casos, el modo más efectivo para que una compañía alcance los ahorros requeridos será mediante la transformación de su modelo de negocios. Cuando se selecciona un modelo, se debe decidir entre la "independencia operativa" y la "eficiencia de costos" (a través de la centralización y economías de escala).

 

6. Proteja las inversiones estratégicas

 

En el fervor por reducir costos, las compañías pueden cometer el error de recortar inversión en áreas que son críticas para el éxito financiero de largo plazo del negocio. Actividades tales como Investigación y Desarrollo, Marketing y Publicidad pueden ser críticas para el desempeño y rentabilidad sostenida, por lo que resulta importante asegurar recursos para dichas actividades.

 

7. Administre el cambio activamente

 

Una vez que una compañía toma la decisión de transformar su estructura de costos, uno de los mayores retors puede ser la resistencia al cambio. Según la encuesta realizada por Deloitte, el 60% de los entrevistados reportó que la falta de comprensión y aceptación de los interesados clave era un obstáculo para conseguir ahorros en costos deseados.

 

 

Última actualización: