Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor, lea nuestro aviso de uso cookies para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Con smartphones y tabletas, la telefonía móvil se reúne en Barcelona

El Mobile World Congress se inaugura oficialmente el lunes, pero la víspera ya comenzaron las presentaciones

Publicado en El Nuevo Diario
25 de febrero, 2013
El congreso mundial de la telefonía móvil, que este domingo abrió sus puertas en Barcelona por cinco días, acoge también este año a una multitud de otros actores económicos para quienes la movilidad va mucho más allá de un simple teléfono.

El Mobile World Congress (MWC) se inaugura oficialmente el lunes, pero la víspera ya comenzaron las presentaciones.

Así el grupo chino Huawei, número tres mundial del mercado de 'smartphones' a finales de 2012, anunció el lanzamiento de su nuevo teléfono inteligente, el Ascend P2, presentado como el más rápido del mundo en internet y que se comercializará en el segundo trimestre de 2013.

Los 'smartphone', esos teléfonos que sirven tanto para llamar como para navegar por la red, están revolucionando la manera de comunicarse y de consumir, despertando el apetito de otros sectores económicos.

Según el gabinete Deloitte, por primera vez este año el número de teléfonos inteligentes comercializados en el mundo superará los mil millones de unidades.

Fabricantes de teléfonos y tabletas como LG Lenovo, ZTE y Sony Mobile presentarán como es ya habitual en Barcelona sus colecciones primavera-verano. Se esperan con especial expectación los anuncios del fabricante finlandés Nokia, que firmó un acuerdo con la plataforma de Microsoft Windows Phone 8.

Por su parte, el grupo surcoreano Samsung Electronics presentará una nueva tableta con una pantalla de 8 pulgadas (20 cm) de diagonal destinada a competir con el mini iPad del estadounidense Apple.

Sin embargo, en opinión de Ian Fogg, analista de la firma IHS, este salón será de las marcas menos conocidas, entre los fabricantes de teléfonos "que intentará hacer el máximo ruido", pero también entre los competidores de las dos plataformas móviles más vendidas del mundo: iOS de Apple y Android de Google.

Así, la fundación Mozilla presentará oficialmente su sistema de explotación 'open source' Firefox OS que se propone lograr la tercera plaza en un mercado en el que ya se posicionan Windows Phone de Microsoft, BlackBerry o Symbian de Nokia.

Pero la telefonía móvil ya no es solo un negocio de fabricantes y operadores, señalan los expertos.

Más allá de las empresas del sector, el salón de Barcelona acogerá a numerosos actores, procedente de internet, que utilizan las estructuras de telefonía móvil instaladas por los operadores para proporcionar servicios de video o audio, como Google, Dropbox o Foursquare.

Las grandes redes bancarias como Visa y Mastercard, pero también Paypal, prevén asimismo anunciar iniciativas destinadas a adaptar sus sistemas al pago mediante teléfono móvil.

Por primera vez, el MWC de Barcelona reservará un espacio importante al mundo del márketing. "La movilidad abierta y transversal tiene un impacto en el conjunto de filiales industriales y se convierte en una opción estratégica para muchas empresas", subraya Thomas Husson, analista del gabinete Forrester.

Pese a ser un congreso dedicado a la industria móvil, "tiene implicaciones más amplias en toda la economía", asegura Fogg. "Hoy el móvil representa lo que representaba internet en 1999, todo el mundo debe tener una estrategia móvil", señala.

Entre las nuevas tecnologías en alza, la telefonía de cuarta generación (4G) será pronto imprescindible para los operadores, advierte el informe 2013 de Idate, instituto de referencia en el sector.

Gracias a un teléfono compatible y a un contrato específico, una red móvil 4G permite una velocidad equivalente a la que proporciona actualmente una línea fija de fibra óptica.

Esta tecnología, o su versión más antigua denominada "LTE" -equivalente a 3,9G-, gana rápidamente terreno y Idate prevé que a finales de 2016 unos 912 millones de personas la utilicen en el mundo.

Sin embargo está lejos de ser universal: utiliza actualmente unas quince bandas de frecuencia diferentes lo que hace imposible el 'roaming' internacional y presenta problemas de compatibilidad con 'smartphones' como el iPhone 5 de Apple que no puede captar las frecuencias 4G (800 MHz y 2,6 GHz) elegidas por varios países de Europa.

Stay connected: