Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor, lea nuestro aviso de uso cookies para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Honduras: Impuestos en tiempos de crisis

Rita María Silva
Socia de Impuestos Deloitte
Abogada especialista en Impuestos

1 de julio de 2009

Los hondureños no estamos exentos de los efectos de la crisis mundial. Generalmente una crisis es sinónimo de que algo no anda bien y que en   un determinado periodo de tiempo producirá inestabilidad tanto económica como social, laboral etc. Por tal motivo toda crisis requiere  la aplicación de medidas drásticas que de una u otra forma sirvan para minimizar los resultados negativos de la misma.

La mayoría de la empresas con el objeto de desarrollar sus actividades   recurren al financiamiento  ya sea nacional o externo, el cual se ha reducido considerablemente. Hoy, la disponibilidad de efectivo es crucial y   hay que cuidarlo   creando los controles necesarios al respecto. Qué deben hacer las empresas para afrontar   los efectos adversos de la crisis? En materia fiscal   se puede implementar algunas medidas que ayuden a liberar efectivo y con ellos obtener oxígeno mientras pasa la tormenta:

1.-   Controlar los gastos y verificar que los mismos califiquen con gastos deducibles para efectos del Impuesto sobre la renta,   ya que la no calificación como gastos deducibles incrementaría la base gravable para efectos de ISR. A la vez es importante tener el respaldo de los gastos para evitar cualquier ajuste o reparo por las autoridades fiscales.

2.-   Comprobar que los créditos del Impuesto Sobre Ventas están siendo utilizado correctamente y aplicado en los periodos que corresponden., para evitar acumular créditos que deban ser solicitados a las autoridades fiscales lo cual acarreara gastos de honorarios de abogados,   visitas de auditores fiscales los cuales distraerán el diario quehacer de las empresas.

3.-   Solicitar a través del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, la congelación de la prórroga de la Aportación Solidaria Temporal la cual es el 5% sobre una renta neta gravable superior   un millón de lempiras, de tal forma que se tendrá una rebaja del ISR de un 5% correspondiente a la Aportación Solidaria Temporal la cual es prorrogada cada ano atreves de las disposiciones generales del presupuesto las cuales no han sido aprobadas para este periodo.

4.-   Solicitar la Anulación de los Pagos a Cuenta del Impuesto sobre la Renta si se tiene una proyección que el periodo fiscal cerrara en perdida o con menos ganancias que el periodo fiscal  anterior, el cual sirvió como base para el cálculo de los Pagos a Cuenta para el 2009.

5.-   Solicitar la autorización de Cesión de Créditos de Impuesto Sobre la Renta a empresas que efectivamente van utilizar dichos créditos.

6.-   El arrastre de perdidas es   un beneficio fiscal que es otorgado a rubros como la agropecuarias, agro-industriales, manufactureras, mineras y de turismo lo cual limita a un gran número de empresas a usar este beneficio, se puede explorar la posibilidad que se interprete a nivel de Congreso el termino manufactureras para ver que tipo de empresas que actualmente no califican pueden tener este beneficio y que no lo tienen por interpretaciones erróneas de las autoridades fiscales.

7.-   Realizar una planeación fiscal al efecto para ver una serie de conceptos o elementos que pueden a minimizar el impacto fiscal siempre desde un punto de vista legal y de acorde las leyes del país.

En general una crisis requiere la firmeza en la toma de decisiones las cuales deben ser tomadas teniendo una evaluación de los resultados,   no debemos “MORIRNOS ANTES DE TIEMPO” hay que dar la batalla.   Claro debemos apretarnos la faja pero al final los resultados serán buenos para todos.

Stay connected: