Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprima esta página

La crisis pondrá a prueba la supervivencia de los negocios maduros y las nuevas propuestas de la industria

La prensa escrita será uno de los sectores

Contactar: Javier Sánchez Quero
Departamento de Comunicación

2009 será un año duro para el sector en su conjunto, y las empresas de Tecnología, Media y Telecomunicaciones tendrán que afrontar un profundo proceso de reflexión en sus modelos de negocio. En el caso de los negocios tradicionales, la puesta en marcha de medidas de ahorro de costes se antojan insuficientes. Por su parte, los nuevos negocios tendrán que demostrar ya que sus propuestas de valor son rentables. Al final de este proceso, aquellas compañías con modelos de negocio sostenibles saldrán reforzadas, mientras que otras tendrán que abandonar sus proyectos por falta de rentabilidad y dificultades de obtener financiación. Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio "TMT Trends 2009", publicado por el grupo de Tecnología, Media y Telecomunicaciones de Deloitte, que refleja las principales tendencias que cada una de estas industrias seguirá durante 2009.

El sector de las telecomunicaciones y las redes de nueva generación
La decisión de acometer importantes inversiones para el despliegue de redes de nueva generación cubrirá buena parte de la agenda de los operadores durante 2009. Si bien las empresas del sector se están viendo presionadas para acometer una importante modernización de sus infraestructuras, son muchas las dudas que surgen. En primer lugar, la financiación de la inversión, en plena crisis de los mercados crediticios. Por otra parte, el desconocimiento sobre las decisiones que los reguladores tomarán en cuanto a la apertura a la competencia o no de dichas redes y cuáles serían los precios de acceso. Y por último, las dudas que existen a día de hoy de si la inversión se podrá rentabilizar con los nuevos ingresos que se obtengan de los usuarios. Y es que la incertidumbre sobre cuál será la demanda real de los nuevos productos y servicios que esta nueva infraestructura puede prestar, al ofrecer un ancho de banda casi ilimitado, puede retrasar a muchos operadores en la toma de esta decisión, o que el despliegue que hagan sea muy limitado, y prefieran esperar a tener experiencias contrastadas de otros operadores o mercados.

Para Fernando Huerta, socio del sector de Telecomunicaciones y Tecnología de Deloitte, "está claro que el regulador juega un papel determinante en el proceso de la toma de decisión de los operadores y, en gran parte, de su buen hacer depende que este proceso de modernización de las infraestructuras se lleve a cabo".

Los medios de comunicación, ante una revolución sin precedentes
Una de las industrias que más se van a ver afectadas por la recesión es la de Media. A la importante disminución de la inversión publicitaria se unirá el mayor desarrollo de nuevas formas de ocio que han cambiado profundamente las costumbres de los usuarios, y que ofrecen alternativas a los negocios tradicionales. Luis Jiménez, socio responsable de Media de Deloitte en España y Europa, destaca que "en el contexto actual no será suficiente implantar medidas tradicionales de reducción de costes, sino que habrá que realizar profundas transformaciones de los negocios, poniendo en cuestión no sólo cómo se hace, sino qué se hace".

Estas nuevas empresas, como por ejemplo las redes sociales, tienen por delante una tarea complicada: poner en valor sus activos. Muchas de estas empresas no han conseguido presentar un modelo de negocio sostenible, estando centradas hasta ahora en conseguir captar el mayor número de usuarios, pero sin obtener los ingresos que permitan su supervivencia en el largo plazo.

La tecnología al servicio de la mejora de la eficiencia energética
Los tiempos de crisis también son tiempos de oportunidades. En la actualidad, la creciente demanda de energía hace que la mejora de la eficiencia energética sea uno de los aspectos fundamentales para gobiernos y empresas. En este sentido, la introducción de la tecnología SmartGrid en las redes de transporte de energía eléctrica permite explotar de manera eficiente la infraestructura de suministro actual, posibilitando que sea más resistente y adaptable a la evolución de los patrones de consumo y poblacional.

Para Enrique Sainz, socio del sector de Telecomunicaciones y Tecnología, "en 2009 se estima que las compañías vinculadas a la tecnología SmartGrid facturarán un importe superior a 25.000 millones de dólares, y la toma de decisiones por parte de algunos gobiernos de potenciar estas tecnologías podría hacer que estas cifras se incrementasen de forma significativa".

Contenido Relacionado: 
TMT Trends 2009  (English)
Resumen ejecutivo  

 

 

Última actualización: 

Estamos en contacto:
Escríbenos
Contacta con nosotros