Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprima esta página

Navidad 2013, ¿recuperando la ilusión?


Descargar el documento  

Aunque para un amplio colectivo de consumidores todavía persiste la sensación de que la crisis continúa y la contención sigue siendo la máxima en los modelos de consumo, por primera vez en los últimos años los consumidores encaran las festividades de fin de año con ciertas dosis de optimismo, manifestando que su consumo durante las próximas Navidades crecerá respecto al pasado año.

En este sentido, frente al descenso del 1% en la intención de gasto en Navidad que se preveía el pasado año en Europa, en 2013 el consumo aumentará en torno al 3%, descendiendo tan sólo en tres de los 17 países consultados por Deloitte: Grecia, Holanda e Irlanda.

En España, que se desmarca de la dinámica de otros países del arco mediterráneo como Grecia o Italia, el consumo crecerá en torno al 2%: cada hogar español tiene intención de gastar estas Navidades unos 671 euros, frente a los 659 euros gastados en 2012. Esta afirmación supone un punto de inflexión respecto a los últimos años, en los que se reflejaba una disminución del consumo, cercana al 4% el año pasado.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio de consumo navideño de Deloitte, que cumple su novena edición en España, y que tiene por objetivo contribuir a entender las expectativas de los consumidores europeos, y en particular de los españoles, proporcionando información sobre sus hábitos de consumo.

Precio… y algo más
Las tendencias que se han ido imponiendo en los últimos años fruto de la crisis económica, y que tenían como objetivo la contención del gasto, se consolidan en el modelo de consumo de los españoles.

Si bien la variable precio sigue siendo una de las principales palancas del proceso de decisión de compra, algunos comportamientos conservadores que se impusieron en la crisis están empezando a perder fuerza, como la compra de regalos de segunda mano o la compra de regalos en grupo.

Estamos ante un consumidor bien informado y que no está dispuesto a renunciar a nada. Reclama el mejor precio sin renunciar a la calidad, apoyándose en la búsqueda de información online que le proporciona inmediatez y la posibilidad de comparar entre una amplia gama de productos y servicios.

¿Deseos incumplidos?
El dinero en efectivo se consolida como el regalo más deseado por los consumidores para estas Navidades. Sin embargo, se sigue percibiendo este regalo como frío e impersonal, por lo que a la hora de regalar se continuará optando por clásicos como ropa, zapatos, libros y perfumes. Los dispositivos tecnológicos y los viajes, si bien muy deseados, no se encuentran entre las prioridades a la hora de regalar, debido principalmente a su elevado precio en un escenario de contención económica.

A la hora de realizar regalos para niños, el factor educativo sigue primando y, en este sentido, los juegos educativos constituyen la principal elección un año más. Asimismo, debemos destacar el fuerte crecimiento de la demanda de videojuegos, postulándose como la segunda opción de regalo para los más jóvenes y la primera en el caso de los adolescentes.

Grandes almacenes, cadenas especializadas e hipermercados se reparten las compras
Las cadenas especializadas comparten protagonismo un año más con los grandes almacenes como establecimientos preferidos para la compra de regalos. El hipermercado, por su parte, sigue siendo la opción prioritaria de compra de alimentación y bebidas, aunque el consumidor cada vez visita más variedad de sitios para rellenar el carro de la compra. Este año, los supermercados de gran descuento ganan protagonismo, siendo la segunda opción a la que acudirán los consumidores.

Si bien el incremento de este tipo de establecimientos impulsa la compra de la marca de gran descuento, cuyo consumo crecerá en un 2% respecto a 2012, la marca de fabricante seguirá teniendo la mayor cuota de mercado de alimentación. Los fabricantes deben redoblar sus esfuerzos en innovación para seguir diferenciándose.

Internet: busque, compare…
Internet sigue creciendo como fuente de información. Los consumidores hacen uso de la Red para buscar y comparar productos y precios, pero a la hora de comprar la opción prioritaria sigue siendo la compra presencial. El consumidor prioriza aspectos como “tocar” el producto, sentirse bien atendido, cambiar un producto de forma ágil o sentirse seguro respecto a los métodos de pago y los datos personales. Por su parte, los defensores de Internet valoran el concepto de inmediatez: permite acceder a gran cantidad de información en tiempo real y efectuar la compra en cualquier momento y desde cualquier lugar.

En línea con lo anterior, alimentación, moda, juguetes e incluso libros continúan siendo regalos que el consumidor prefiere comprar de forma presencial, mientras que películas, videojuegos, tecnología, ocio y música son categorías con mayor implantación online a la hora de comprar regalos.

El comercio móvil avanza
A pesar de que comprar a través de dispositivos móviles no es aún un aspecto prioritario y está lejos de acercarse a los países anglosajones, para el consumidor español cada año es mayor el porcentaje que afirma haber utilizado su dispositivo para comprar (29% de usuarios de smartphones en 2103 frente al 21% de 2012), así como los que indican que lo harán en un futuro (61% en 2013; 51% en 2012).

 

Última actualización: 

Te proponemos...

Estamos en contacto:
Escríbenos
Contacta con nosotros