Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor, lea nuestro aviso de uso cookies para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

A recobrar el control

Publicado en Mercados & Tendencias
13 de febrero, 2013
Por: Amafredo Castellanos

Los operadores quieren recuperar una porción de los ingresos por contenido dentro del mercado de telecomunicaciones. Entrar al juego de Apps locales podría ser un comienzo.

La empresa Telefónica es propietaria de Terra, una empresa especializada en portales, Apps y soluciones digitales. Asimismo, a través de su subsidiaria Media Networks produce canales de televisión por cable, contenidos deportivos, documentales, películas y aplicaciones, entre otros.

Las ganancias del operador en este ejemplo son marginales. Según Rafael Cisneros, subdirector regional de nuevos negocios de Telefónica Centroamérica, las operadoras reciben un porcentaje del precio cancelado por el cliente por el contenido descargado, el cual generalmente es compartido con la empresa distribuidora del contenido y con el propio autor o propietario de los derechos.

Esto muestra que los operadores de telecomunicaciones han entrado al negocio de aplicaciones y descargas, por lo menos de forma indirecta. Los operadores, tradicionalmente, son los medios o los canales del consumidor para tener acceso al contenido o la aplicación. Pero la generación de contenido de empresas como Telefónica requiere de competencias diferentes y muy especializadas. El cambio de modelo de negocio en el mercado mundial de telecomunicaciones arroja diversas interrogantes. ¿Cómo mantener la utilidad en un mercado que parece que superó el 100% de cobertura? O, ¿cómo las nuevas aplicaciones no desplazan de golpe a los servicios tradicionales con la venida de las nuevas tecnologías? Y la pregunta más inquietante: ¿cómo se mantienen vivos los operadores con las condiciones actuales del cambiante mercado de telecomunicaciones? También habría que preguntarse cómo lo sortean en un mercado pequeño pero vital, como lo es el de Centroamérica y el Caribe.

“Una escala global, la innovación como proceso o método y, aunque parezca trillado, un equipo humano de primera línea con actitud es lo que mantiene competitiva a una operadora en el cambiante mundo digital de las telecomunicación”, señala Cisneros.

Las nuevas tendencias no sorprenden a los operadores. El 2013 inició con una predicción perceptible: este año se venderá mil millones de smartphones -la séptima parte de la población mundial-, destacó el informe de Pronósticos de Deloitte para 2013 en tecnología, medios y telecomunicaciones (TMT) que se publicó en enero en Nueva York.

Por supuesto, Centroamérica está conectada a esta tendencia y “se puede decir que se le dará la bienvenida al creciente apetito por los servicios de datos móviles en teléfonos inteligentes y a la gran demanda de Internet”, dijo Javier Hernández, director de planificación y desarrollo de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Honduras.

Esto hace, según Hernández, que tanto en Honduras como en los otros mercados de la región el negocio no tienda a estancarse sino a “seguir creciendo”.

Segmentos críticos para el negocio

El pronóstico del crecimiento récord de los dispositivos inteligentes empujará aún más el desarrollo de aplicaciones móviles y la proliferación de empresas de movilidad con este tipo de ofertas de valor. Esta tendencia representa un punto crítico para los operadores, pues virtualmente irrumpe y hasta desplaza su control en las redes.

El informe mencionado da cuenta que más del 90% de las 500 empresas de Fortune 500 van a implementar de forma completa o selectiva una Red Social Corporativa (ESN, por sus siglas en inglés) para finales de 2013, un 70% de aumento en comparación con el 2011.

Por otro lado, este desarrollo de aplicaciones reduce y compromete otras áreas del negocio dentro de la tecnología inalámbrica de corto alcance (NFC, en inglés), como los servicios de mensajes cortos (SMS, en inglés).

Gilles Maury, gerente de telecomunicaciones, medios y tecnología de Deloitte, explica que con la transformación del negocio a partir del 2006 y la llegada del iPhone (con el AppStore) y posteriormente Android y Windows Mobile (con sus respectivas tiendas de aplicaciones), los operadores perdieron el control sobre el contenido que transmiten sobre sus redes. “Este tema hoy es crítico a nivel mundial, y en los mercados fuertes se empieza a ver acciones como alianzas entre operadores con el objetivo de llegar a recuperar una porción de los ingresos generados por el contenido. Mientras tanto, los operadores mantienen una posición sólida alrededor de su core business, es decir, el transporte de datos mediante el aprovechamiento de su posición crucial para toda la economía de Internet con medidas como el cobro por consumo”, detalla Maury.

En la región, según Maury, el mercado de las aplicaciones móviles “aún está en pañales”, lo cual significa que hay oportunidades para desarrolladores de aplicaciones con funcionalidades o contenidos pertinentes para el mercado local. Así lo considera también Ramón Mendoza, jefe académico de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) de Honduras. Expresa que, “aparte de las aplicaciones que son diseñadas para unidades móviles (UA) propietarias, se considera que las aplicaciones representan un nicho de mercado en crecimiento, el cual se espera que a mediano plazo pase a formar parte de la cartera normal de productos ofertados por los operadores”.

Mendoza también es de la opinión que, por lo que se ha visto en la región, los operadores de telefonía hacen lo propio para entrar en este mercado. Considera que hay dos formas para que éstos obtengan ganancias de las descargas: una directa, con la venta directa de aplicaciones, que se dirige a un mercado masivo para lograr la rentabilidad; y una indirecta, con las aplicaciones y/o descargas que se incluye como paquetes y que buscan aumentar el ARPU (promedio de ingresos por usuario por un servicio específico en un período determinado) asociado con los productos tradicionales o para captar nuevos clientes/suscriptores de servicio.

Si quiere leer el articulo completo consulte nuestra edición impresa o haga clic aquí para descargar el PDF.

Stay connected: