Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea el apartado correspondiente en nuestra política de privacidad para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Estrategia de cobertura financiera/contable. ¿Funciona su política?

Dado el impacto significativo que una estrategia de coberturas puede tener sobre los resultados de una organización, sorprende la poca atención que se presta a esa decisión tan relevante.  

A menudo se descubre que existen pocos marcos y controles, o incluso ninguno, sobre la toma de esta decisión y luego el monitoreo futuro. Además, se define mal la estrategia (si es que se define). Eso ha derivado en grandes inquietudes en el mundo corporativo, debido a la creciente volatilidad en los mercados financieros. De manera de apoyar a nuestros clientes, los invitamos a revisar el siguiente checklist:

Checklist estrategia de coberturas

Frente a la implementación de una estrategia de coberturas, se deben considerar los siguientes elementos:
• La estrategia de coberturas debe estar alineada con la estrategia corporativa global y ayudar a la gerencia a lograr los objetivos claves de la organización.
• La estrategia de coberturas debe ser congruente con el apetito de riesgo del directorio.
• La política de coberturas debe ser aprobada por el directorio con un monitoreo continuo para asegurar que siga logrando su objetivo.
• Muy pocas personas pueden predecir con precisión el movimiento de los precios de las materias primas, los tipos de cambio y las tasas de interés.
• La estrategia de coberturas debe resistir la prueba del tiempo, pero se debe revisar periódicamente.
• En la medida que la estrategia de coberturas se adapta a un escenario o a presunciones particulares (ya sea con respecto a las tasas de interés, tipos de cambio, precios de materias primas, o las correlaciones de los mismos), eso se debe articular claramente en la política junto con los riesgos (consecuencias) de que se produzca un escenario alternativo.
• Una estrategia transparente de coberturas no debe resultar en sorpresas para el directorio, porque idealmente los resultados se habrán probado en múltiples escenarios.
• Rara vez existe una estrategia perfecta, por lo tanto, la clave de la toma de decisiones óptimas es entender las concesiones recíprocas que se producen al decidir sobre la estrategia real.
• Se debe evaluar cuidadosamente el éxito a corto plazo de cualquier estrategia de coberturas, ya que a menudo las desventajas de ciertas estrategias solo se evidenciarán en los mercados bajo condiciones de stress.
• Los mercados bajo stress inusuales se producen con más frecuencia de lo que muchas personas piensan; por lo tanto, cualquier estrategia corre el riesgo real de estar basada en las condiciones de mercado recientes.

Ciclo de las políticas de cobertura

Toda política de coberturas tiene un ciclo. Para aquellos que ya la tienen implementada y funcionando, el ciclo debe tener en consideración las siguientes siete etapas y las responsabilidades asociadas a cada una de ellas:

1. Identificar los riesgos (ALM).
2. Desarrollar estrategias para gestionar los riesgos.
3. Crear una política basada en la estrategia.
4. Ejecutar eficazmente la política.
5. Monitorear el cumplimiento de la política.
6. Informar al directorio sobre los resultados.
7. Reevaluar los resultados y las implicaciones de la política.

Cada una de estas etapas es muy importante, dado que una buena política para controlar los derivados basada en una mala estrategia no protegerá a la organización contra sus riesgos financieros. Una gestión de balance (ALM) es el punto de partida inicial en estos temas y uno de los procesos clave para determinar la situación en que se encuentra la compañía.

La mejor manera para identificar y hacer partícipe al directorio se inicia con este tema, tan relevante en la mitigación de riesgos de mercado. Por tanto, invitamos a responder las siguientes preguntas orientadas a determinar la posición en que se encuentra la compañía:

1. ¿Es clara la estrategia para el uso de derivados?
2. Al evaluar la estrategia de coberturas, ¿es clara en cuanto a los trade off de los riesgos y los beneficios?
3. ¿Se han entregado al directorio los resultados de cobertura pronosticados bajo diferentes escenarios? y ¿se siente cómodo el directorio con los resultados?
4. ¿Se han considerado los resultados de la cobertura en el contexto de la liquidez, el financiamiento y la estructura de capital de la organización?
5. ¿Se han definido y articulado claramente las presunciones sobre las cuales se basa la estrategia?
6. ¿Se siente cómodo el directorio con las presunciones críticas?
7. ¿Existen controles apropiados para gestionar los riesgos del uso de derivados?
8. ¿Se ha probado la estrategia comparándola con los resultados históricos?
9. ¿Se ha evaluado la estrategia durante un largo periodo de tiempo para que no sea sesgada por los eventos recientes?
10. ¿Ha revisado la política un especialista para asegurar que realmente existan los controles apropiados?

Última actualización: 

Material on this website is © 2014 Deloitte Global Services Limited, or a member firm of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, or one of their affiliates. See Legal for copyright and other legal information.

Deloitte refers to one or more of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, a UK private company limited by guarantee, and its network of member firms, each of which is a legally separate and independent entity. Please see www.deloitte.com/about for a detailed description of the legal structure of Deloitte Touche Tohmatsu Limited and its member firms.