Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea el apartado correspondiente en nuestra política de privacidad para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Los Canales de Denuncias y su eficiencia en el control interno

A diario, en diversos medios de comunicación, observamos como consumidores, inversionistas, acreedores y, en general, la opinión publica, manifiestan sus inquietudes y su desagrado frente a irregularidades financieras, contables y/o administrativas que acontecen en diversas empresas locales e internacionales.


Este malestar y presión, pública y privada, hace diez años generó en Estados Unidos la promulgación de la Ley Sarbanes Oxley (SOX), con el fin de proteger al inversionista, monitoreando a las empresas que cotizan en la bolsa de valores norteamericana, evitando fraudes y riesgos de bancarrota. Esta ley se aplica íntegramente a muchas empresas chilenas o que operan en nuestro país, ya sea porque cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) o son filiales de empresas que lo hacen en Estados Unidos.
En Chile también han sido promulgadas una serie de regulaciones y de directrices que apuntan a la prevención de fraudes y a mejoras del control interno de las empresas. Dentro de estas normativas, destaca la Ley 20.393, que establece responsabilidad penal para las personas jurídicas por los delitos de lavado de dinero, financiamiento del terrorismo y cohecho a funcionario público nacional y extranjero.

 

Con el propósito de potenciar el control interno y dar cumplimiento a las normativas existentes, las empresas se encuentran activamente implementando plataformas tecnológicas de canales de denuncia o líneas éticas, que permitan a colaboradores, socios, proveedores y clientes, mantener un contacto directo y seguro con la Alta Gerencia, los Directores y/o los canales definidos por cada compañía. Esto, para realizar denuncias confidenciales, facilitando la detección y la prevención de fraudes y/o comportamientos inapropiados que podrían impactar el patrimonio, el capital humano y/o la reputación de la empresa y, por ende, mermar el valor de la misma.

Diversos estudios —realizados en empresas de todo el mundo— concuerdan que estos canales de denuncia generan una alta eficiencia a la hora de prevenir y de detectar todo tipo de situaciones irregulares. Una muestra es que la Association of Certified Fraud Examiners en su “Report to the Nation 2012” sostiene que las empresas que cuentan con líneas de reporte de irregularidades correctamente implementadas, entre otros aspectos:

  • Detectan un 51% de los fraudes existentes, siendo por lejos más efectivo que otros métodos de control interno.
  • Disminuyen en aproximadamente un 45% el tiempo en detectar los fraudes.
  • Reducen los costos por fraude en un 50%.

En conclusión, entre los principales beneficios de contar con una plataforma tecnológica de canal de denuncias y línea ética destacan:

  • Incremento de la confianza de los stakeholders.
  • Mejoramiento de las buenas prácticas de control interno y registro de manera estructurada sobre información sensible descubierta por testigos anónimos.
  • Contar con un nuevo canal de comunicación y fomento de los temas éticos y de cumplimiento definidos dentro de la compañía, permitiendo periódicamente mejoras en el modelo de prevención de delitos.

Última actualización: 

Material on this website is © 2014 Deloitte Global Services Limited, or a member firm of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, or one of their affiliates. See Legal for copyright and other legal information.

Deloitte refers to one or more of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, a UK private company limited by guarantee, and its network of member firms, each of which is a legally separate and independent entity. Please see www.deloitte.com/about for a detailed description of the legal structure of Deloitte Touche Tohmatsu Limited and its member firms.