This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

El caso del Manchester y el fútbol como alternativa de inversión

Fuente: Revista BANK

Fecha: Diciembre 2012

La salida a la Bolsa del Manchester United trae una nueva alternativa a los portfolios de inversiones. Lo que es interesante es analizar el mercado internacional del fútbol y cuales son aquellos factores que lo rigen para considerar si estas nuevas alternativas son válidas a la hora de invertir.

Vivimos un momento de alta agitación en el panorama económico del fútbol mundial que se conforma de varios actores. Nuevos capitales han irrumpido en los últimos años comprando equipos con una billetera que parece no tener fondo. Los magnates rusos y del Medio Oriente pusieron de manifiesto que en el fútbol el objetivo no es ganar dinero, sino ganar campeonatos. Los objetivos de estos inversores son muy diversos: desde ganar un nombre en el panorama mundial de los negocios hasta solo cumplir un capricho.

Lo que estos factores originan es una carrera que pone de manifiesto que el negocio del fútbol es mas un negocio de déficits “controlados” que de números positivos. Este panorama se contrapone con los objetivos de la UEFA de establecer topes salariales que eviten estos resultados negativos.

Durante años la liga que ha dado resultados positivos a nivel consolidado fue la Bundesliga, que dista de ser la más atractiva para la audiencia internacional. La Liga Española y la Premier se llevan todas las miradas pero presentan números rojos. Esto responde a que la mayor parte de los ingresos se destina a pagar sueldos de las figuras, pues el objetivo es ganar campeonatos. Cabe destacar que los dos equipos más grandes del planeta no pueden ser adquiridos: el Real Madrid y el Barcelona son asociaciones civiles sin fines de lucro.

Toda esta introducción es necesaria a la hora de justificar que el fútbol no está preparado actualmente para ser una alternativa válida en el mercado de capitales. El ejemplo claro es que las acciones del Manchester United bajaron después de salir al mercado. Nuestra recomendación, en este punto, es seguir muy de cerca las disposiciones de la UEFA en cuanto a los topes salariales que puedan generar un readecuamiento financiero que haga más confiable el mercado y sus utilidades.

En Argentina, en tanto, hay un mercado altamente informal que se mueve en el aporte de capitales principalmente para la compra de jugadores. Las nuevas disposiciones de la UIF produjeron un retroceso en esta práctica, y abre las oportunidades de generar fideicomisos para suplirlos. Pero las disposiciones de prohibir a una persona física o jurídica que no sea un club tener derechos económicos sobre los jugadores, puede cortar la oportunidad antes de que se comiencen a popularizar.

En resumen, nuestro consejo es que las inversiones en el fútbol son útiles financieramente solo para los inversores tomadores de riesgo.

Por Daniel Vardé
Socio líder de Sport Consulting de Deloitte    

Última actualización: 

Contactos

Nombre:
Departamento de prensa
Compañía:
Deloitte Argentina
Puesto:
Teléfono:
Correo Electrónico
prensadeloitte@deloitte.com