This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Nuevas normas del BCRA en materia de capitales mínimos para entidades financieras

Marcelo Bastante, Socio de Auditoría de Deloitte Argentina

Durante los últimos meses el Banco Central (BCRA) emitió una serie de normas con el objeto de alinear las regulaciones locales en materia de capitales mínimos y gestión integral de riesgos, con los estándares del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Estos estándares de solvencia del Comité de Basilea (comúnmente denominado Basilea III), comprenden 3 pilares.

  • El Pilar 1 se refiere a los requerimientos cuantitativos de capitales mínimos, es decir, el capital regulatorio que las entidades financieras deben mantener para poder operar
  • El Pilar 2 se refiere a las buenas prácticas en materia de gestión integral de riesgos que deben adoptar las entidades financieras y el proceso de supervisión del BCRA
  • El Pilar 3 se refiere a los requisitos mínimos de información sobre el capital y la gestión de los riesgos que deben publicar las entidades financieras.

En el presente artículo nos referiremos a la reforma en el Pilar 1, que impacta directamente en el capital mínimo que las entidades financieras deben mantener.  Los requerimientos de capital mínimo se determinan considerando los riesgos implícitos en las distintas actividades de cada entidad (riesgos de crédito, mercado y operacional), y para su cálculo se utilizan fórmulas cuyo principal componente son las diferentes clases de activos que poseen las entidades.  Esto implica que dos bancos de similar tamaño puedan afrontar requerimientos de capital mínimo totalmente diferentes, pues como comentamos antes, el capital mínimo depende de la operatoria, riesgos y composición de los activos de cada entidad.

Ya que la reforma no impacta del igual modo para todos los bancos, sino que algunos bancos deberán observar mayores requerimientos de capital mientras que otros se verán beneficiados con una reducción, a continuación comentaremos los principales cambios y su potencial impacto a nivel macro.

Cambios que generan mayores requerimientos de capital:

  • Los títulos valores deberán observar mayores requerimientos de capital, pues pasan a estar sujetos a exigencia de capital por riesgo de crédito (es decir, el riesgo de incumplimiento por parte del emisor del título)
  • Las inversiones en securitizaciones, en la que el banco reúne los roles de fiduciante y beneficiario, requieren mayor exigencia de capital
  • Se incorporan mayores requerimientos de capital para operaciones con instrumentos financieros derivados canalizados en mercados extrabursátiles (operatoria denominada “over the counter”)
  • Existen ciertas operatorias que contablemente no se registran en el balance de las entidades, como por ejemplo ciertas garantías y avales otorgados, denominadas partidas “fuera de  balance”, que a partir de ahora deberán observar mayores requerimientos de capital
  • Se establecen nuevos límites que deberán cumplir los elementos que componen el patrimonio computable de los bancos, con el objeto de fortalecer la base de capital
  • Se establecen requerimientos más estrictos para poder computar dentro del patrimonio computable de los bancos a las emisiones de deuda subordinada (es decir, aquellas deudas que no tienen ningún grado de prelación respecto a los acreedores privilegiados y quirografarios, sino que su cobro se encuentra contractualmente subordinado a estos pasivos)

Operatorias que pasan a tener menores requerimientos de capital:

  • Tenencia de activos inmovilizados (activo fijo)
  • Créditos al sector público no financiero.
  • Financiaciones con garantía hipotecaria para vivienda y otros destinos
  • Préstamos en mora
  • Financiaciones a personas físicas y a micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs)
  • Préstamos con código de descuento de haberes a empleados públicos y jubilados

La norma ya tiene vigencia a partir de febrero de este año, no obstante como muchos de los cambios requieren cálculos complejos, se espera que las entidades continúen adaptando sus sistemas durante los próximos meses.

Última actualización: 

Contactos

Nombre:
Departamento de prensa
Compañía:
Deloitte Argentina
Puesto:
Teléfono:
Correo Electrónico
prensadeloitte@deloitte.com