This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Salario vacacional y Licencia

Por cada año trabajado se generan 20 días de licencia y cada cuatro años de antigüedad se suma uno siempre que se tengan cinco años como mínimo en la empresa. La licencia se abona una vez finalizado el mes para trabajadores remunerados mensualmente, y antes de comenzar el goce de la misma para el resto. En tanto, el salario vacacional debe abonarse antes de la licencia en todos los casos.
Todos los trabajadores esperamos ansiosos el momento de gozar nuestra licencia y cobrar el salario vacacional. ¿Pero cuánto sabemos de estos beneficios? Seguramente sepamos que la licencia es un período de descanso remunerado que todos los trabajadores dependientes tenemos derecho a gozar, irrenunciable e insustituible por dinero; y que el salario vacacional es un importe en dinero para el mejor goce de dicha licencia. Ahora bien, ¿cómo se calcula nuestra licencia y nuestro salario vacacional?, ¿cuándo deben pagarse estas partidas? Estas y otras aclaraciones serán el objeto de este comentario.

Impuestos que se deben pagar

1. ¿Cómo se calcula la licencia?
La licencia se calcula multiplicando los días generados por el jornal de licencia. Así, cada día de licencia es remunerado según el valor actualizado de una jornada normal de trabajo, por lo que como veremos más adelante, en el cálculo no consideraremos únicamente el sueldo o jornal de la persona, sino también las incidencias de otras partidas remuneratorias.

2. ¿Cómo calculo cuántos días tengo de licencia?
La normativa uruguaya establece que por cada año civil trabajado generamos 20 días de licencia a gozar en el año civil siguiente, lo que haciendo un prorrateo es lo mismo que decir que por cada mes trabajado generamos 1,667 días de licencia. Por lo tanto, no es necesario trabajar un año entero para tener derecho a licencia, sino que en el año de ingreso a la empresa, se deben calcular los días generados según los meses transcurridos hasta el 31 de diciembre. A su vez cada cuatro años de antigüedad generamos un día más de licencia, siempre y cuando tengamos un mínimo de cinco años en la empresa. Si algún día faltamos por una causa que nos es imputable, se descuentan 1/15 días de licencia. Por otra parte, el período bajo amparo al seguro de desempleo no genera derecho a licencia.

3. ¿Cómo se me remunera durante mi licencia?
Por cada día de licencia no sólo se me paga el valor del jornal vigente (si soy jornalero) o 1/30 del sueldo vigente (si soy mensual), sino que además se debe incluir el promedio de otras remuneraciones a valor vigente al momento del goce de la licencia. Llamaremos incidencias a estas últimas, pudiendo distinguir dos tipos: variables y fijas. Las incidencias que llamamos "variables" serían por ejemplo los bonos por rendimiento, las comisiones por venta, etc. Las incidencias "fijas" serían por ejemplo las horas extras, trabajos en días feriados o días de descanso, etc. La principal diferencia entre ambas es que por las primeras se hace el promedio de lo generado en los 12 meses anteriores al goce de la licencia, mientras que por las segundas se hace el promedio del año civil de generación de la licencia. Al considerar las incidencias (fijas y variables) es probable que un trabajador que se vaya un mes de licencia reciba más en dicho mes que su sueldo mensual habitual.

4. ¿Cómo calculamos la extensión de nuestra licencia?
Cuando definimos el día en que nos vamos de licencia y la fecha en que volvemos a trabajar, debemos contar los días de licencia tomando en cuenta los sábados, aún cuando no los trabajemos habitualmente. Sin embargo no debemos considerar los domingos ni los feriados comunes o pagos. Una aclaración importante es que en principio debemos tomarnos los 20 días corridos, salvo que por convenio colectivo se pueda fraccionar en dos períodos de los cuales el menor debe ser de por lo menos 10 días. Para los trabajadores rurales se permite fraccionar en períodos no menores de 5 días.

5. ¿Cómo se calcula el salario vacacional?
El salario vacacional es el líquido de la licencia, por lo que se halla restando de la licencia los aportes personales a la seguridad social (aporte jubilatorio, Fonasa y FRL). Nos interesa comentar que a los efectos de este cálculo no se debe restar el IRPF, pues la normativa aclara que sólo se restan los aportes personales y el IRP (impuesto hoy derogado). Como el IRPF no se encuentra comprendido en ninguno de estos dos casos, no debe restarse a los efectos de calcular el líquido de la licencia, sin perjuicio de la gravabilidad de estos beneficios frente a este impuesto, lo cual analizaremos en la última pregunta.

6. ¿Cuándo deben pagarse la licencia y el salario vacacional?
La licencia se abona una vez finalizado el mes para trabajadores remunerados mensualmente, y antes de comenzar el goce de la licencia para el resto. Sin embargo el salario vacacional debe abonarse con anterioridad al comienzo de la licencia en todos los casos.

7. La licencia y el salario vacacional ¿están gravados por aportes a la seguridad social e IRPF?
La licencia está gravada por aportes a la seguridad social (aporte jubilatorio, Fonasa, FRL) mientras que el salario vacacional no. En lo que refiere al IRPF, ambas partidas tributan este impuesto, con la particularidad que si el empleado trabajó en el exterior en el año en que se generó la licencia y el correspondiente salario vacacional (año inmediato anterior), una parte de los mismos no se hallará gravada por considerarse de fuente extranjera. Al respecto nos interesa señalar que en el Proyecto de Ley de Presupuesto se prevé que a partir de enero de 2011 se considere de fuente uruguaya el trabajo realizado en el exterior, por trabajadores residentes y por ende no habría que realizar dicha proporción por la licencia y el salario vacacional generados a partir de dicha fecha.

Creemos oportuno comentar que si la empresa decidiera abonar un salario vacacional extra, éste tributará IRPF, pero no generará aportes a la seguridad social siempre que se pague en la misma oportunidad que el salario vacacional y no supere el 100% del mismo. De lo contrario se aportaría por el excedente.

Última actualización: 

Contactos

Nombre:
Asesoramiento Impositivo y Legal
Compañía:
Deloitte S.C.
Puesto:
Teléfono:
Correo Electrónico
dail@deloitte.com