This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Resultado de la 6ta Encuesta de Expectativas Empresariales

Cautela en un contexto de más incertidumbres y riesgos


DOWNLOAD  
Desempeño macroeconómico reciente y perspectivas


Los resultados de la sexta edición de la Encuesta de Expectativas Empresariales de Deloitte realizada durante setiembre y la primera semana de octubre marcan que la visión de los empresarios sobre la economía es más negativa que en el relevamiento anterior, realizado en abril de este año.

En efecto, el porcentaje de encuestados que opinan que la situación económica está peor que hace un año pasó de 25% en abril a 37% en setiembre, en tanto cayó el porcentaje de quienes consideran que la economía se encuentra en una mejor posición que un año atrás (desde 16% hasta 5%).

Por otro lado, más de la mitad de los encuestados (52%) señaló que el clima de negocios ha empeorado respecto de un año atrás, lo cual supone un incremento apreciable respecto de la edición anterior de la encuesta (cuando un 40% emitió ese juicio).

Si bien el porcentaje de encuestados que señala que el clima de negocios es bueno o muy bueno sigue siendo elevado (65%), esa proporción es la más baja desde que se realiza la encuesta.

En línea con lo anterior, al analizar las perspectivas para el próximo año se observa un mayor pesimismo. En efecto, la comparación de las respuestas positivas y negativas respecto a las expectativas sobre la situación económica y el clima de inversiones en los próximos doce meses arroja un saldo claramente negativo y casi 10 puntos inferior al obtenido en abril. Si bien el balance aún se sitúa algo por encima del registro de un año atrás, vale destacar que se trata de la tercera medición consecutiva en la que las respuestas negativas superan ampliamente a las positivas.

Indicadores de empresa

Las respuestas relativas a las empresas siguen siendo más favorables que las concernientes a la evolución general de la economía, aunque marcan igualmente una tendencia de cierto deterioro en comparación con las ediciones anteriores de la encuesta. En concreto, el 31% de los participantes señaló que la situación actual de su empresa es más favorable que la de hace un año, frente a un registro de 38% en la edición anterior. En tanto, un 24% sostuvo que se produjo un deterioro (vs 18% en abril).

En cuanto a las perspectivas para los próximos doce meses y como sucediera en el relevamiento previo, la mayoría de los empresarios (55%) aguarda un mantenimiento de los niveles de producción, mientras que un 37% espera un aumento. Así, los resultados sugieren un panorama de desaceleración económica para los próximos doce meses, aunque de crecimiento positivo (las empresas que prevén una contracción de su producción siguen siendo pocas).

Inflación y tipo de cambio

El objetivo inflacionario del Banco Central (4% a 6%) tiene poca credibilidad entre los empresarios. Efectivamente, apenas 1,3% de los encuestados piensa que la inflación se ubicará el próximo año dentro del rango meta (entre 4% y 6% anual). De hecho, los consultados esperan, en promedio, que la inflación se sitúe por encima de 8% anual tanto en 2012 como en 2013, al tiempo que son mayoría los que opinan que podría alcanzar valores mayores (56% para 2012 y 47% para 2013).

En referencia a la cotización del dólar dentro de un año, cerca de la mitad de los encuestados (48.2%) considera que el tipo de cambio se situará entre $ 21 y $ 22.

 

Gestión de gobierno y actualidad

La evaluación que los empresarios hacen de la gestión de gobierno mostró un deterioro importante. En efecto, se verificó una suba en la desaprobación de la gestión de más de  18 puntos en los últimos seis meses. Adicionalmente, el porcentaje de aprobación se contrajo y continúa manteniéndose en niveles muy reducidos (12%). Cuando se consulta el grado de aprobación por áreas, la gestión del gobierno recibe muy buenas calificaciones en materia de crecimiento económico, desempleo y promoción de la inversión. Por el contrario, las áreas de seguridad pública y educación obtuvieron nuevamente evaluaciones muy negativas (con respuestas desfavorables que superan el 80%).

A pesar de la buena aprobación con respecto a la gestión del gobierno en aspectos relacionados al desempeño de la actividad económica, la gran mayoría de los encuestados (92%) opina que el principal factor detrás del crecimiento de la economía uruguaya ha sido la situación internacional pro-crecimiento de los mercados emergentes. Asimismo, el 75% de los empresarios cree que este proceso es coyuntural y transitorio (frente a un 25% que lo considera estructural y permanente).

De esta manera, podría decirse que, desde el punto de vista de los empresarios, el proceso de crecimiento es vulnerable a un vuelco negativo en las condiciones internacionales. En ese sentido, se volvió a consultar a los participantes acerca de qué tan preparado consideraban que estaba el país para enfrentar un deterioro del marco externo. A diferencia de las respuestas obtenidas en abril, en esta ocasión un porcentaje relevante de respuestas señala que el país no está bien preparado ante un deterioro del contexto externo (23% vs 8% en abril). Las opiniones de que está “más o menos preparado” pasaron de 57% a 42% pero siguen siendo las predominantes, mientras que las respuestas más favorables representaron el 33% del total (similar a la medición de abril).

 

Nota técnica: En la presente edición de la Encuesta de Expectativas Empresariales de Deloitte han participado 229 altos ejecutivos de compañías que operan en el país en diversos sectores de actividad. La encuesta fue realizada entre setiembre y octubre.

Para descargar el archivo haga click en download

 

Contactos

Nombre:
Asesoramiento económico
Compañía:
Deloitte Uruguay
Puesto:
Teléfono:
Correo Electrónico
charlaseconomia@deloitte.com