This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Tres de cada 4 empresarios creen que estarán mejor en un año

Superando los temores externos, las empresas en el Perú, sean estas de capital nacional, mixto o extranjeros, pasan por un buen momento, ánimo que se refleja en sus respuestas cuando se les pregunta sobre su situación actual y perspectivas.

La coyuntura de precios internacionales de algunos minerales alienta a los inversionistas del sector, mientras el consumo y el gasto privado sostienen en altos niveles la dinámica interna de la economía. Prueba de ello, como lo informó Gestión, es que las empresas líderes de la Bolsa de Valores de Lima elevaron en 55% sus utilidades en el primer trimestre del año, respecto a similar período del año anterior.
Y es que la visión de los empresarios sobre la macroeconomía es en general positiva, así lo comprueba el Barómetro de Empresas de Deloitte Perú, porque tras consultar en marzo de este año a 65 compañías sobre su apreciación del desempeño de la economía, obtuvo que un 61.5% consideraba que está en mejor posición que en marzo del 2009, mientras que un 86.2% espera que de aquí a un año (marzo del 2011) sea mejor.

Con una situación macroeconómica sólida, tras la prueba de fuego que significó la crisis internacional, las empresas empezaron a retomar su dinámica en la última mitad del año pasado, y la encuesta de marzo de la consultora a este grupo de empresas encuentra que un 76.6% considera que la situación general de su empresa mejorará en los próximos 12 meses, reduciéndose el porcentaje que cree que estará igual.

Moviendo máquinas
Con un alto porcentaje que informa que su capacidad ociosa se mantuvo igual o cayó, y en línea con la recuperación de la economía doméstica, regional y mundial, el 58.5% de los empresas encuestadas por Deloitte asegura que su producción es más alta que un año atrás, y con relativa confianza un 71.9% se inclina porque su producción se expandirá en los próximos doce meses.
Además, un 55.4% de las compañías encuestados explicó que la rentabilidad de su empresa mejoró en el último año, aunque un 60.9% estima que esa situación no variará en los próximos doce meses.
Mientras que en lo que se refiere a precios, las perspectivas evidencian una cierta estabilidad en los próximos doce meses. Un 57.8% de los participantes de la encuesta optó por estimar que los precios de su empresa se mantendrán inalterados en este período.

Empleo
En materia de empleo, pese a la confianza mostrada en la economía y respecto a las perspectivas, los resultados no son tan favorables. La mayoría de los encuestados (50.5%) no piensa modificar su dotación de personal en el próximo año, al tiempo que un 4.7% piensa reducirlo.
Sobre el tema salarial, una amplia mayoría de las empresas consultadas manifestó que los salarios de sus trabajadores no han variado en el último año, ni tampoco espera que cambie hacia el 2011, y si se produce un aumento, alrededor de un 90% considera que este ajuste salarial será menor a 15%.

Optimismo generalizado
Los resultados de la última encuesta Barómetro de Deloitte muestran un optimismo generalizado en la economía peruana. Esto es confirmado por las cifras de crecimiento económico publicadas recientemente. En los últimos meses, la economía peruana ha crecido por encima del 5% cada mes contra el año anterior. 

En marzo último, dicha cifra incluso ha superado el 8%, por lo tanto, no sería sorpresa que finalmente durante este año el crecimiento supere el 5% inicialmente planteado.Los aspectos positivos resaltados en la evaluación realizada a la gestión de gobierno, son la estabilidad macroeconómica y de precios, junto con la inserción de Perú al mundo y la promoción a la inversión privada. Dichos aspectos han sido el eje del gobierno y sin duda han fortalecido nuestra economía.

De todas formas, la reciente crisis de deuda originada en Grecia y que podría trasladarse al resto de los países no deja de ser una amenaza. Si bien la situación fiscal de nuestra economía es bastante sólida, el comercio con Europa podría verse reducido y si a esto sumamos un alicaído comercio con Estados Unidos, sin duda que la situación podría afectar levemente nuestra economía.
Afortunadamente, el intercambio comercial de Perú se ha ido diversificando, incorporando a China y Brasil como socios comerciales importantes. En dichas economías el crecimiento esperado sigue siendo optimista y por lo tanto la posición lograda por Perú sería ventajosa.

Última actualización: