Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor, lea nuestro aviso de uso cookies para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

El plan para crear valor a su empresa


DOWNLOAD  

Publicado en Revista Hablemos Claro Financiero
Edición Mayo 2014
Por: Federico Chavarría, Socio de Consultoría Deloitte

Posiblemente usted tenga muy claro qué es lo que haría valiosa a su compañía en el mercado, pero tal  vez, las  rutinas, obligaciones y presiones corporativas crean comportamientos dentro de su empresa que le impiden actuar.
El primer paso para crear valor real es identificar aquellos comportamientos que le impiden lograr más. Las señales para saber que algo anda mal son claras: rigidez, tendencia a complicar las cosas, necesidad de presentar muy sutilmente lo que es obvio, iniciativas y recursos mal alineados, pensar a corto plazo, etc.
Aunque no existe una solución mágica si hay acciones que se pueden tomar para corregir esos comportamientos destructivos que bien pueden estar relacionados con la planeación estratégica, con cómo se interactúa con las partes interesadas o bien, con cómo se mide y evalúa el desempeño.
El camino para generar ese deseado valor, no es fácil, encontrará obstáculos que sólo logrará saltar si cuenta con una debida planificación. Sin embargo, los enfoques usuales de la planeación estratégica son la fórmula del cambio lento. Un ejemplo, es el caso típico de los ejecutivos que salen al exterior para crear un plan de juegos de negocio a cinco años basado en supuestos enfocados al presente más que al futuro. Ese es un ejercicio de “bola de cristal” que, a ciencia cierta, no se sabe qué tan bien puede funcionar.

La estrategia, al igual que el valor, no sigue una línea definida. Las interrupciones, desastres y oportunidades, ocurrirán en proporciones desiguales e impredecibles. Por eso, una solución es avanzar hasta que ocurran los cambios y, después, ajustarse en tiempo real más rápidamente que la competencia. Aunque esa agilidad es fácil decirla, pero difícil de lograr.

 También se puede contar con un plan sustentable:

1-Considere cuatro o cinco escenarios posibles para su participación en el mercado.

2. Defina cómo ganaría en el mundo que has descrito en cada escenario.

3. Identifique cuáles iniciativas aparecen en la estrategia de todos los escenarios; después, vuélvalas parte medular de tu plan porque ahora sabes que va a necesitarlas pase lo que pase.
4. Realice inversiones limitadas en los activos clave que necesitará si cada escenario individual se materializa, y construya la habilidad para incrementar o disminuir gradualmente sus activos.
Conforme pase el tiempo y tenga una mejor idea de cuál escenario es más o menos probable, ajuste sus inversiones contingentes de manera acorde y comprométase más con una mientras descarta otras.
Hay otros elementos que también debe considerar en esa ruta hacia la generación de valor para su empresa. Uno de ellos es alinear sus proyectos con los objetivos y proyectos de la empresa. Dé prioridad a aquéllos que sumen puntos y asegúrate de que su alineación sirva para los negocios y las oportunidades clave.
Además, debe comunicar claramente a su personal cuál es su visión, pero también es indispensable que defina los movimientos necesarios para acortar la distancia entre lo que usted sabe y espera, y lo que su personal tiene que hacer. Es decir, también debe comunicar con claridad los objetivos y establecer mecanismos para fomentar las acciones creadoras de valor en toda la compañía.

El camino para crear valor no es fácil, pero sí debe tener clara la ruta para conseguirlo.

 


Stay connected: