Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprima esta página

El ordenador personal mantiene la hegemonía


Descargar el documento  

A pesar de las altas cifras de ventas alcanzadas por las tabletas y los smartphones en los últimos años, los ordenadores personales mantendrán en 2013 su papel hegemónico, copando el tiempo de los usuarios y las conexiones a Internet. El 70% del tiempo que los usuarios pasen ante un equipo informático será ante un ordenador, y el 80% del tráfico de Internet se generará a través de ordenadores, reforzando la posición de estos equipos como centro de la actividad de los usuarios.

La tendencia global en 2013 se mantendrá en este sentido a pesar del aumento de la base instalada de dispositivos móviles. Durante este año, se estima que habrá cerca de 1.600 millones de ordenadores personales en uso, frente a los 250 millones de tabletas y los 1.500 millones de smartphones.

Esta es una de las previsiones en materia de Tecnología del informe “Predicciones 2013” de Deloitte, que elabora de forma anual la firma de servicios profesionales, y que analiza las principales tendencias para los próximos meses para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones.

El fin de la seguridad basada sólo en contraseñas
Según el análisis de Deloitte, más del 90% de las contraseñas generadas por los usuarios serán vulnerables a ataques durante este año, incluso aquellas consideradas muy seguras por los departamentos de seguridad de las organizaciones. La reutilización de contraseñas (un usuario medio cuenta con 26 cuentas protegidas pero tan sólo utiliza cinco contraseñas) es el principal problema, ya que un fallo de seguridad en una cuenta puede dejar al descubierto una contraseña que protege una cuenta bancaria.

Frente a esta amenaza, las empresas deben establecer políticas de protección de contraseñas más adecuadas. Las actuales normativas sobre caducidad de contraseñas, longitud mínima, uso del conjunto completo de caracteres y restablecimiento de contraseñas son vulnerables y deben ser más rigurosas. Además, las empresas deben vigilar de forma constante sus sistemas frente a los ataques, y estar preparadas para responder a los mismos.

Redes Sociales Empresariales: otra herramienta más, pero no la panacea
Deloitte prevé que, a finales de 2013, las Redes Sociales Empresariales (RSE), plataformas internas para fomentar la colaboración, la comunicación y el intercambio de conocimientos entre los profesionales de una misma organización, estén ya implantadas de forma total o parcial en más del 90% de las empresas del Fortune 500, lo que supone un aumento del 70% con respecto a 2011. Sin embargo, el uso de las mismas por los profesionales será poco relevante, debido fundamentalmente a la falta de tiempo, al hecho de no tener una idea clara de los usos y beneficios potenciales de la red y a la sobrecarga de información.

En este contexto, las empresas tendrán que canalizar a sus profesionales en estas redes y hacer que formen parte de la comunicación, colaboración y creación diarias con el fin de aumentar la participación y el aprovechamiento de la misma.

Trae tu propio ordenador: las dos caras de una misma historia
Deloitte prevé que en 2013 muy pocas empresas se sumarán a la tendencia conocida como BYOC (bring your own computer), y algunas de las empresas que ya la aplican la abandonarán. Al mismo tiempo, más del 50% de las empresas del índice Fortune 500 permitirá a sus empleados usar su propio ordenador en el trabajo. A través de la primera práctica, la empresa, en lugar de facilitar al empleado un ordenador estándar, le ofrece una asignación fija para comprar su propio portátil, que el empleado puede conectar a la red de la empresa. En el segundo caso, la empresa no realiza ningún desembolso, pero permite al empleado utilizar un ordenador propio si lo desea.

Uno de los retos más complejos con respecto a las políticas BYOC tiene que ver con la privacidad y la seguridad a la hora de que el ordenador de un empleado se conecte a la red. Los servicios que la empresa pone a disposición de los empleados en sus equipos informáticos incluyen correo electrónico, servicios de comunicación, acceso a redes sociales corporativas o funciones de RR.HH. (programas de acogida, vídeos de formación, servicio de nóminas, etc.), entre otros. Es necesario establecer políticas sobre el tipo de conexión permitida y las redes utilizadas. El acceso debe automatizarse de forma que se cumpla siempre el nivel de seguridad adecuado, y no se deje esta cuestión a discreción del empleado.

El mando conservará su lugar en el salón
Deloitte prevé que en 2013 una amplia gama de televisores de última generación incorpore sistemas de control basados en gestos y voz. Sin embargo, el 99% de los consumidores que adquieran un televisor con estas características, seguirán utilizando el mando a distancia debido a que los nuevos sistemas son aún poco prácticos y requieren esfuerzo físico.

Crowdfunding: un nuevo fenómeno de éxito
Por último, el Crowdfuning, consistente en la financiación colectiva de proyectos o empresas donde cada contribuyente aporta únicamente un pequeño porcentaje del total, podría recaudar, según Deloitte, 3.000 millones de dólares en 2013, frente a los 1.500 obtenidos en 2011.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las ventas de smartphones, tabletas y ordenadores alcanzarán cifras récord durante 2012. La Ley de Moore, que permite a los proveedores ofrecer aparatos cada vez mejores a precios cada vez más reducidos, y el alto grado de competencia, motivarán este impulso de la demanda. Además, el gasto en tecnología podría superar las previsiones debido a un cambio estructural en las prioridades de los consumidores. Cada vez mayor número de personas están dispuestas a reducir su gasto en vivienda y transporte, en favor de fórmulas como el alquiler y el transporte público, con lo que podrían destinar mayor presupuesto que en años anteriores para productos tecnológicos.

En los mercados desarrollados, los consumidores gastarán menos en artículos caros pero mantendrán su consumo en los de menor precio, mientras que en los países emergentes, en los que la penetración de aparatos tecnológicos sigue siendo relativamente baja, seguirán experimentando un crecimiento relativamente sólido (entre 5% y un 10%), sobre todo en artículos tecnológicos más básicos como los televisores.

Esta es una de las previsiones en materia de Tecnología del informe TMT Trends de Deloitte, que elabora de forma anual la firma de servicios profesionales, y que analiza las principales tendencias para los próximos meses para los sectores de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones.

Cada vez más usuarios tendrán varias tabletas
Además, Deloitte prevé que en 2012 casi el 5% de las tabletas vendidas irán destinadas a hogares en los que ya se tiene una, lo que equivale a cinco millones de tabletas cuyo valor en ingresos se sitúa entre 1.500 y 2.000 millones de dólares, un pequeño porcentaje de la venta total de tabletas pero probablemente la tasa de penetración más rápida de un producto que se ha registrado nunca (tuvieron que transcurrir décadas para que más del 5% de los hogares tuviera más de un coche, teléfono, radio o televisor, y diez años antes de que el 5% de hogares tuviera más de un ordenador personal o teléfono móvil).

Hasta el momento, la demanda de tabletas ha sido homogénea: tamaño de 10 pulgadas, pantalla plana LCD táctil, peso de 650 gramos aproximadamente, Wi-Fi pero no 3G y un precio medio de venta de 600 dólares. En 2012 se prevé que la oferta de modelos de tabletas se diferencie aún más por tamaño, capacidad de procesamiento, sistema operativo y modelo de negocio. Es probable que aumente el número y la popularidad de las tabletas de menor tamaño, con pantallas de entre cinco y siete pulgadas, a menor precio y con un uso diferente.
El proveedor que sea capaz de ofrecer un contenido que pueda ser compartido de manera efectiva por una misma gama de aparatos, además de una interfaz común de usuario, obtendrá una ventaja competitiva.

Almacenamiento: clave en la gestión de grandes volúmenes de información
En las organizaciones, las redes sociales y otras fuentes generadoras de datos han provocado el desbordamiento de los almacenes de datos, que requieren un nuevo modelo para gestionar este volumen de información: las herramientas de Big Data (BD).

En este sentido, Deloitte prevé que a finales de 2012 más del 90% de las empresas del Fortune 500 podría poner en marcha algunas iniciativas de BD (en 2009 sólo existían unos pocos proyectos y los ingresos totales no alcanzaban los 100 millones de dólares). Los ingresos de esta actividad podrían alcanzar entre los 1.000 y 1.500 millones de dólares, a pesar de que aún está en sus primeras fases de desarrollo y que se estima que habrá menos de 50 proyectos a gran escala (a partir de 10 petabytes) en todo el mundo.

Por su parte, entre los consumidores, el almacenamiento de datos experimentará un cambio decisivo en 2012. Aunque el disco duro tradicional (HDD) aún tiene mucho recorrido, se producirá un incremento en la adopción de unidades con tecnología de estado sólido (SSD). A finales de año el almacenamiento para dispositivos móviles de pequeño tamaño, como reproductores de MP3, teléfonos inteligentes y tabletas, se realizará probablemente en SSD en más del 90% de los casos, frente a sólo un 20% en 2006.

Las principales ventajas del almacenamiento en estado sólido son la capacidad y la potencia. Un disco SSD ocupa la mitad de espacio que uno HDD, pesa la mitad, consume la mitad de energía, no necesita refrigeración y tiene mayor fiabilidad.

Última actualización: 

Estamos en contacto

Nombre:
Javier Sánchez Quero
Compañía:
Departamento de Comunicación
Puesto:
Teléfono:
Correo Electrónico
jsanchezquero@deloitte.es
Estamos en contacto:
Escríbenos
Contacta con nosotros