Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprima esta página

Los jóvenes profesionales demandan a las empresas más innovación, formación en liderazgo y compromiso social


Descargar el documento  

Inconformistas y exigentes. Así es como se muestran los miembros de la Generación Y o Millenials (nacidos entre 1977 y 1994) tras la última edición del informe anual de Deloitte “Millenial Survey”, que analiza las inquietudes y expectativas de este colectivo en su relación con el entorno empresarial y gubernamental.

El objetivo del análisis es aportar información sobre las transformaciones que deben acometer los actuales líderes de las organizaciones públicas y privadas para satisfacer las necesidades de estos profesionales, que representarán el 75% de la fuerza laboral mundial en 2025.

Según el informe, en el que han participado 7.800 jóvenes de 26 países (300 en España), los encuestados consideran clave que las organizaciones empresariales potencien el pensamiento innovador, contribuyan al desarrollo de sus habilidades y tengan un impacto social positivo.

Sin embargo, el 70% de los encuestados (56% en España) no considera que el modelo actual de trabajo fomente estos factores, y se muestran partidarios de trabajar de forma autónoma a través de las posibilidades que ofrece el entorno digital.

Fomento de la innovación y desarrollo profesional
Casi la mitad de los encuestados (44% en el mundo y 48% en España) considera que es desde el ámbito de la empresa desde donde se deben fomentar las soluciones innovadoras, por delante de las instituciones educativas (23%), los Gobiernos (22%) o las ONG (6%), y que estas soluciones deben ser procesos establecidos y recurrentes, más que espontáneos y casuales. En línea con esta relevancia de la innovación en las organizaciones, el 78% de los encuestados afirma sentirse influenciados, a la hora de decidir dónde trabajar, por el grado de innovación que tenga una compañía.

La mitad de los consultados considera ya que la organización para la que trabajan les anima a promover y desarrollar nuevos caminos para hacer las cosas, y les recompensan por ideas innovadoras. Las principales barreras para la innovación en las organizaciones identificadas son la propia actitud de los órganos de gestión (63%), los procesos y estructuras de la compañía (61%) y la ausencia de actitudes innovadoras por parte de los empleados (39%).

En relación con el desarrollo profesional, el 49% de los encuestados (39% en España) considera que, en la actualidad, sus organizaciones no hacen todo lo que está en su mano para potenciar sus habilidades de liderazgo.

Impacto social
Los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad en el mundo en estos momentos son, según los miembros de la Generación Y, el desempleo, la escasez de recursos, el cambio climático y la protección del medio ambiente y las desigualdades salariales.

Los encuestados consideran que los Gobiernos tienen una gran capacidad de acción a la hora de enfrentarse a estos retos, pero que no se están produciendo resultados positivos. Así, cerca de la mitad de los miembros de la Generación Y consultados consideran que el impacto de las políticas gubernamentales a la hora de combatir el desempleo (47%), la escasez de recursos (43%) y las desigualdades salariales (56%) no está siendo efectivas. Sin embargo, los encuestados consideran más positivas las actuaciones de los Gobiernos en materia de sanidad  y educación y formación.

En relación con las empresas, los encuestados consideran que el éxito de una organización debe ser medido más allá de su rendimiento financiero, teniendo en cuenta además los esfuerzos que se realicen para contribuir a la mejora de la sociedad. En este sentido, el 74% de los consultados (el 70% en España) considera que la forma en la que las compañías llevan a cabo su trabajo tiene un positivo impacto en el entorno social en el que operan (generan empleo, forman profesionales, incrementan la calidad de vida). Sin embargo, los consultados piensan que las empresas aún pueden hacer más en relación con otros retos sociales como la escasez de recursos (68%), el cambio climático (65%) y las desigualdades salariales (64%).

Según Deloitte, “las organizaciones tienen que mostrar a los miembros de la Generación Y su capacidad de innovación y su sintonía con la visión que tiene este colectivo sobre la sociedad. Sólo así tendrán una oportunidad de reavivar el entusiasmo de estos profesionales y progresar de forma real a la hora de resolver los problemas de la sociedad”.

Además, añade el informe “organizaciones públicas y privadas deben mirar más allá de sí mismas y buscar colaboración mutua para encontrar soluciones innovadoras a los retos a los que se enfrenta la sociedad”.

Principales retos a los que se enfrentará la sociedad en los próximos 5-10 años

Deloitte Millennial Survey

Última actualización: 

Estamos en contacto:
Escríbenos
Contacta con nosotros