Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor, lea nuestro aviso de uso cookies para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Prepárese para las presiones externas

Deloitte ImagePresiones inesperadas pueden poner una empresa en crisis. Esté preparado para responder
Si su empresa se mantuviera como una entidad operativa sola en el mundo, usted podría controlar todos los factores que afectan a su negocio. Sin embargo, ninguna empresa opera así. Hacer negocios hoy en día implica manejarse en un escenario mundial cargado de numerosas fuerzas de mercado que se interceptan al mismo tiempo. Por ejemplo, una caída repentina en el mercado de la vivienda puede dar lugar a un descenso en el gasto de los consumidores, esto implica no sólo un impacto negativo en los ingresos de las empresas, sino también, y más importante, en su rendimiento. ¿Cómo se puede responder a presiones externas que están más allá de su control?

Reaccionar eficientemente ante las presiones externas requiere, en primer lugar, saber cuáles son las que más impactan. ¿Su empresa es sensible a fluctuaciones de un determinado indicador económico, tales como la tasa de interés o el tipo de cambio? Lo más indicado es desarrollar su propio tablero de control, identificando los factores externos que más le afectan. De acuerdo con nuestros expertos de Asesoría Financiera; si vemos el lado positivo, las presiones externas suelen afectar tanto a sus competidores, como a usted, lo que le puede dar la oportunidad de tomar ventaja si planea con anticipación.

Presiones Competitivas: Sin un momento para descansar 
La velocidad luz a la que viaja la información hoy en día ha intensificado la competencia. Ya sea que esté tratando de igualar un precio, mejorar los costos de la materia prima, atraer talento, o ganar un contrato, los retos competitivos requieren que las compañías tomen acción de forma casi inmediata.

¿Para poder adaptarse a un precio, necesita ajustar las operaciones de modo que se reduzcan los costos, o que se agregue mayor valor para que coincida con una mejora de producto? Si lo están superando por una estrategia geográfica, ¿qué asignación de recursos le brindará un contraataque efectivo? ¿Necesita volver a pensar sus planes de expansión y de capital, su visión de los mercados, o de su mano de obra? A menudo la mejor estrategia son muchas pequeñas estrategias.

Sobreviviendo a las Sorpresas: Maneje hasta lo que no se vislumbra venir 
Sin previo aviso y sin ninguna forma realista de poder predecirlas, algunas de las presiones externas que ya maneja son suficientes para hacerlo querer destrozar el periódico matutino. Sin embargo, cuando las sorpresas se materializan, necesitará enfrentarlas hoy mismo, si es que quiere seguir en el mundo de los negocios el día de mañana.

Las sorpresas pueden incluir el fracaso comercial de su principal proveedor, o el de un importante cliente; surgimiento de competencia derivado de innovaciones tecnológicas; un movimiento repentino en el tipo de cambio en un mercado del que usted depende; fraude, corrupción, un golpe a la reglamentación o una demanda. Podría inclusive ser algo completamente fuera de lo normal, como un brote de alguna enfermedad, un desastre natural o un ataque terrorista.

Cuando enfrenta situaciones como éstas, necesita tener a la suerte de su lado. Sin embargo, la suerte es el residuo de una buena planificación. La empresa que realmente entiende su posición en el mercado —sus puntos fuertes y débiles, la variedad de opciones disponibles— obtendrá mejores resultados cuando la crisis emerja.

Presiones que puede ver: Anticipar, reaccionar y ganar
No todos los factores externos que ejercen presión sobre una empresa son una sorpresa. Si bien “predecible” es una palabra difícil de utilizar estos días, el medio ambiente en el que opera en certidumbre incluye elementos que se pueden detectar antes de que lleguen a su puerta. Por ejemplo, la información acerca de las tendencias demográficas puede ayudarle a determinar en qué esfuerzos de mercadotecnia o expansión debe enfocarse. Algunas industrias se afectan por estacionalidad, que varía en intensidad, pero no en el tiempo. La innovación tecnológica constante, la demanda de los consumidores por la excelencia, y normas de productos cada vez más estrictas son otros ejemplos de influencias en el mercado que no deben venir como un choque, y que deben incluirse en la ecuación.

No deje que este tipo de presión se disfrace de estabilidad sólo porque puede verlo venir. Mientras usted está manteniendo una condición del negocio, sus competidores pueden ajustar sus estrategias para superar su participación de mercado. Debido a que estas presiones se combinan a menudo en formas únicas, se necesita una visión perspicaz para los negocios y saber cómo hacer los movimientos correctos. Si puede ver venir la presión con tiempo para planificar, ha ganado sólo la mitad de la batalla. Formular el plan adecuado y su implementación es la verdadera prueba.

Dé el Primer Paso 
Eso significa que el trabajo comienza ahora. Porque mañana, estará un día más cerca del final de un ciclo de crédito, la jubilación de un empleado clave, o la fecha límite implícita del público para comprar algo nuevo y mejor. Mañana puede traer un cambio incremental que limite sus opciones de acción. Mañana nunca será idéntico al día de hoy.

  btn Más información sobre Asesoría Financiera

Última atualizaçāo

Stay connected: