Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor, lea nuestro aviso de uso cookies para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Responda a las Presiones Internas

Deloitte ImageComience imaginando lo peor. Luego encuentre una estrategia para hacerle frente
¿Cree usted que su negocio está operando correctamente, con todas sus partes en armonía y sin necesidad de ajustes? La mayoría responderá “no”, pero si usted es uno de los pocos optimistas, pruebe este experimento: aléjese del negocio durante una semana completa sin ningún medio de comunicación con la empresa. ¿Intranquilo? Limpie su frente y continúe leyendo.

Muchas de las cosas que ejercen presión sobre su negocio y que requieren de respuestas claras provienen desde adentro. Las presiones internas no se limitan a problemas claramente identificables que encienden las alarmas de crisis. En lugar de ello, piense en una inestabilidad sigilosa; retos que pueden ser difíciles de detectar ahora pero después será más complicado resolverlos.

Retos Operativos: La gente adecuada realizando los trabajos correctos
En las empresas, las piezas móviles requieren una constante atención y alineamiento. ¿Tiene su empresa ya demasiadas personas, o por el contrario muy pocas? ¿Son las personas adecuadas para lo que nos depara en el futuro? Usted no encontrará la respuesta desde el monitor en su escritorio. Pero si usted camina entre las áreas, aprende a leer entre líneas los informes y pasa tiempo con su gente, podrá desarrollar un sexto sentido para la selección de personal. ¿Qué hay de la calidad? Pequeños cambios en el índice de órdenes de compra o de devoluciones pueden ser signos de grandes problemas a enfrentar.

Responder a presiones operativas comienza con una visión clara. No se permita ser cautivo de sus propios datos o de otros problemas que se puedan enmascarar y perpetuarse en sí mismos. Explore diferentes formas de ver y medir lo que está pasando, aprenda a distinguir la verdad de lo que le cuentan. Sea honesto con usted mismo si el mosaico de información requiere de una tercera persona especializada.

Recuerde que algunos puntos de presión interna operan en conjunto con otros externos. El mercado, por ejemplo, es externo, y posiblemente más allá de su control. La estrategia de mercado, sin embargo, es su responsabilidad. ¿Qué tan bien le ayuda su planificación a lograr los objetivos de gran escala de la compañía?

Administrando la mala administración: ¿Están sus líderes guiando en la dirección correcta?
La mezcla de personalidades, habilidades y prioridades que tiene su equipo administrativo es otra fuente de presión constante. Si busca los pequeños problemas por adelantado, estará mejor posicionado para anticiparse a la mala gestión o el rendimiento insatisfactorio, antes de que ponga en peligro su negocio.

La administración cambia siempre. Los ejecutivos crecen en sus puestos de trabajo, y a veces fuera de ellos. Las relaciones personales entre socios de largo tiempo pueden ayudar o dificultar la realización de los negocios, y si la tensión está creciendo, necesitará tomar acciones decisivas antes que sea demasiado tarde. Su estructura administrativa debe reflejar las operaciones actuales del negocio. Y puesto que dichos cambios se dan día a día, el equipo administrativo debe ser flexible también.

Erosionando los resultados financieros: ¿Sabe usted cuando “lo suficientemente bueno” es suficientemente bueno?
Las finanzas son el corazón del negocio. Sin embargo se encuentran en las habilidades periféricas de muchos dueños y administradores. Lidiar con números puede ser una carga para algunos, pero puede convertirse en una mayor carga si los pequeños problemas financieros crecen para convertirse en crisis.

¿Cómo está su nivel de efectivo? ¿Cuál es su proyección de flujo de efectivo para las próximas semanas? ¿Qué tan fuerte es su balance? ¿Es su rotación de cuentas por cobrar diferente a la de ayer? ¿Cuánto margen queda en sus líneas operativas? y aún más importante, ¿qué le está diciendo en realidad toda esa información?

Algunos indicadores financieros golpean sin previo aviso. Por ejemplo: “Puede encontrarse en la violación de un Covenant bancario, o podría despertar con una sorpresa en el renglón de ingresos”, dicen nuestros expertos de Asesoría Financiera de Deloitte. “Peor aún, ¿qué sucede si se entera demasiado tarde sobre ventas infladas o irregularidades contables? Lo que hay que hacer es imaginar los eventos más probables que pudiera enfrentar la empresa, y asegurarse de que su posición financiera es lo suficientemente fuerte para resistirlos.”

No se trata de convertirse en contador. Usted ya contrató personas para hacer esto. Se trata de que usted mismo desarrolle un oído para el corazón financiero de su empresa y aprenda a marcar el ritmo.

btn Más información sobre Asesoría Financiera

Última atualizaçāo

Stay connected: