This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Actualización Boletín Legal

Mediante este concepto, la Superintendencia de Sociedades afirmó que si en los estatutos sociales se tiene pactado el derecho de preferencia en la negociación de acciones, los propios estatutos deben prever, los plazos y condiciones dentro de los cuales la sociedad y los accionistas pueden ejercerlo.

En este orden de ideas, el accionista que pretenda vender sus acciones deberá formular su oferta a través del representante legal, quien dará traslado correspondiente para que dentro del término pactado, pueda ejercitarse el referido derecho manifestando por escrito su decisión de aceptar la oferta.

 Si vencido el plazo de la oferta, ni la sociedad ni ningún accionista ha formulado aceptación, el oferente queda en plena libertad de vender sus acciones  a un tercero de su elección, pues está satisfecha ya la condición estatutaria necesaria para que los contratantes recuperen la libertad de negociación de sus acciones, y por ende, no se puede en los estatutos restringir o privar al accionista de tal derecho, cuya estipulación en tal sentido no produciría ningún efecto, en los términos del artículo 407 del Código de Comercio.

Concepto No. 220-14836 del 11 de febrero de 2013

Superintendencia de Sociedades