Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea el apartado correspondiente en nuestra política de privacidad para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Adopción de IFRS será obligatoria para todas las Compañías en Chile a contar de 2013

IFRSEl Colegio de Contadores de Chile emitirá dos nuevos Boletines Técnicos, los  cuales implican la obligatoriedad en la adopción de las Normas Internacionales de  Información Financiera (IFRS)  para los estados financieros a partir de 2013 de acuerdo al Boletín n°81.

Junto con ello, el Boletín n°82 emite formalmente la norma de información financiera para PYMES en Chile, quienes deberán aplicarlas a partir de la misma fecha, y que además, definió qué se entenderá por Entidades Pequeñas y Medianas: “son aquellas que no tienen obligación pública de rendir cuentas y que a su vez publican estados financieros para propósitos de información general a usuarios externos”.

Mauricio Cuevas, Director IFRS de Deloitte, comenta que “con la publicación de estos boletines todas las compañías en Chile, ya sean reguladas, o no reguladas, deberán aplicar y presentar sus estados financieros bajo IFRS, uniformemente desde 2013”.

Las PYMES migran a IFRS

Estas normas también podrán aplicarse a las PYMES, en un formato más simple en comparación a las IFRS aplicadas en pleno. Esto, según Mauricio Cuevas,  “les brindará innumerables beneficios, principalmente en lo que se refiere a las mejoras en cuanto al acceso a financiamiento, expansión y clasificación de riesgo”.

Una de las principales preocupaciones para este sector es el costo de dicha transición, pero en consideración a su tamaño “resulta ser más económica que una transición de una empresa grande, tanto por la naturaleza de sus negocios, como por las simplificaciones que trae la normativa PYME, ya que se estima que las exigencias representarán entre un 40 y un 60% de las IFRS completas, explica el experto de Deloitte.

Un arduo proceso

Mauricio Cuevas explica que la migración a IFRS ha traído bastantes beneficios, como resultado de un “upgrade” en la calidad de los reportes financieros de las compañías y también mejoras indirectas por el mayor grado de involucramiento del Gobierno Corporativo en materias financiero-contables, lo que implica protección a los inversionistas, a causa de la mayor transparencia, y calidad en la entrega de la información financiera.

“El proceso de implementación a IFRS ha sido complejo, como cualquier proceso de transformación, no obstante, en general se ha percibido como un ejercicio para agregar valor a la compañía y de responsabilidad empresarial”, dice el Director de IFRS de Deloitte.

Y es que a estas alturas ya han migrado a IFRS la gran mayoría de las empresas reguladas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), los bancos, otras empresas del ambiente financiero, las mayores empresas públicas y filiales de empresas multinacionales europeas, pero “aún existe un segmento importante de empresas no reguladas que optarán por la normativa IFRS en pleno o acordarán planes de transición a IFRS para PYMES, de acuerdo a la obligatoriedad que comienza el 2013”.

Material on this website is © 2014 Deloitte Global Services Limited, or a member firm of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, or one of their affiliates. See Legal for copyright and other legal information.

Deloitte refers to one or more of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, a UK private company limited by guarantee, and its network of member firms, each of which is a legally separate and independent entity. Please see www.deloitte.com/about for a detailed description of the legal structure of Deloitte Touche Tohmatsu Limited and its member firms.