Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea el apartado correspondiente en nuestra política de privacidad para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Los Beneficios Inesperados de la Ley Sarbanes-Oxley

A raíz de una serie de abusos corporativos sumamente visibles cerca del cambio de siglo, el Congreso de EE.UU. aprobó la ley Sarbanes-Oxley, la cual tenía como objetivo hacer la dirección corporativa más rigurosa, las prácticas financieras más trasparentes y la administración potencial y penalmente responsable por errores. El primer año de la implementación fue costoso y difícil, mucho más de lo que a las empresas se les había inducido a esperar.

Sin embargo, desde la perspectiva de algunas firmas liberales, el segundo año de cumplimiento resultó ser no sólo menos costoso y difícil (como resulta hacer algo por segunda vez a menudo), sino que también una fuente de valiosos conocimientos sobre operaciones, que la administración ha traducido en mejores eficiencias y ahorro de costos. Las áreas de mejoramiento tienen buenos resultados más allá del cumplimiento técnico-legal. Incluyen un ambiente de control fortalecido; una documentación más confiable; una mayor participación del comité de auditoría; un mejor cumplimiento menos opresivo de otros sistemas legales; procesos más estandarizados para el área informática y otras funciones; una menor complejidad de los procesos organizacionales; mejores controles internos de las relaciones comerciales con otras entidades; y un uso más eficaz de los controles automatizados y manuales.

El resultado que buscan no sólo es la protección de los accionistas, el principal objetivo de la ley, sino que también un mejor valor de los accionistas. A más de un año desde que se cumplió el primer plazo, la ley Sarbanes-Oxley sigue inspirando temor a medidas para su aplicación, la reacción de la bolsa de valores frente a una debilidad importante y la responsabilidad personal. El temor puede ser un poderoso generador de una conducta recta. Pero los negocios funcionan sobre un valor de descubrimiento y creación. Las empresas deben comenzar a considerar esta ley como un aliado en esa tarea.


Artículo elaborado por Steve Wagner, Deloitte & Touche LLP y Lee Dittmar, Deloitte Consulting LLP, y publicado en abril de 2006 en Harvard Business Review

Última actualización

Material on this website is © 2014 Deloitte Global Services Limited, or a member firm of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, or one of their affiliates. See Legal for copyright and other legal information.

Deloitte refers to one or more of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, a UK private company limited by guarantee, and its network of member firms, each of which is a legally separate and independent entity. Please see www.deloitte.com/about for a detailed description of the legal structure of Deloitte Touche Tohmatsu Limited and its member firms.