Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea el apartado correspondiente en nuestra política de privacidad para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.

Agregar a favoritos Correo electrónico Imprimir esta página

Obligaciones Tributarias y evolución de los Fondos de Inversión

varaya

En el último tiempo, el desarrollo del mercado de capitales en nuestro país ha permitido un fuerte crecimiento de los fondos de inversión, tanto públicos y privados.  Estos fondos son vistos como una buena alternativa de inversión para personas que desean participar del mercado de capitales, pero que no tienen el tiempo ni la capacidad para seguir el comportamiento del mercado y de esta manera, administrar de forma eficiente sus inversiones.

Los fondos de inversión son patrimonios integrados por el aporte de distintas personas naturales o jurídicas (los aportantes o inversionistas), que son administrados por una Sociedad Administradora, que tiene por objetivo dedicarse a la administración de este tipo de patrimonio, por cuenta y riesgo de los aportantes del fondo.  

Es importante destacar que los fondos de inversión carecen de personalidad jurídica propia, por cuanto su patrimonio es propiedad de los aportantes. Asimismo, debe tenerse presente que la ley ha establecido un mecanismo especial de tributación para las rentas que los aportantes obtienen de los fondos de inversión, asimilándolo –en general- al régimen a los dividendos provenientes de una sociedad anónima.  

Esto explica el por qué los fondos de inversión siempre fueron considerados como no contribuyentes del Impuesto de Primera Categoría: No gozan de personalidad jurídica y la tributación de las rentas obtenidas por los aportantes se rigen por reglas especiales.

En efecto, la Industria de los Fondos de Inversión siempre entendió y operó bajo las siguientes bases:
• Sólo la Sociedad Administradora requería inscribirse en el Registro Único Tributario (RUT), y no cada uno de los fondos administrados por ella, por lo que éstos no gozan de personalidad jurídica.
• Las obligaciones tributarias que pudieran nacer eran de cargo de la Sociedad Administradora, en atención a su rol administrador. Por ende, éstas se cumplían por la Sociedad Administradora, bajo su propio nombre y RUT. 

Sin embargo, estas bases han sido modificadas progresivamente por la vía administrativa.  Así por ejemplo, en 2005, el Oficio N°1.091 del SII consideró que, no obstante que los Fondos de Inversión en sí mismo no son contribuyentes, no se podría concluir que la operatoria de estos fondos no genera obligaciones tributarias.  En este contexto, el Oficio indicado consideró que es la Sociedad Administradora quien puede ser calificada de “contribuyente” respecto de las obligaciones tributarias que se originan con motivo de las operaciones que realiza el Fondo. De esta manera, es sobre la Sociedad Administradora que recae la obligación de llevar la documentación contable y los registros obligatorios que permitan a la autoridad fiscal verificar los ingresos y gastos obtenidos por el fondo.

Dentro de estas obligaciones documentales se incluyó la obligación de llevar el Registro FUT (Fondos de Utilidades Tributables), por medio del cual se controlan los ingresos distribuidos a los aportantes.  Si bien la obligación de llevar FUT buscaba cubrir la necesidad de controlar los créditos tributarios que los Fondos de Inversión reciben por los dividendos recibidos desde sociedades anónimas y que luego distribuyen a sus aportantes, ya en ese momento resultaba peculiar dicha obligación, ya que por ley, esta obligación recae sólo sobre contribuyentes afectos a Impuesto de Primera Categoría.

El criterio de la autoridad fiscal  sobre esta materia ha seguido evolucionando y así por ejemplo, se ha instruido que los Fondos de Inversión Privados están obligados  a cumplir con todos los deberes formales que impone la Ley del IVA y el Código Tributario, incluyendo la obligación de inscribirse en el Rol Único Tributario y llevar los Libros de Compras y Ventas.  Si bien nuevamente puede entenderse el objetivo de control buscado por la autoridad,  cabe preguntarse quién debe dar cumplimiento a tales obligaciones: la Sociedad Administradora o cada uno de los Fondos Administrados por ella, pues debe recordarse que es la primera -como ente administrador- quien tiene a cargo el cumplimiento de las obligaciones del fondo. 

Es importante destacar que tradicionalmente, cada uno de los fondos de inversión operaba sin un RUT ni Libro de Compras y Ventas propios, sin que esto haya provocado ningún problema práctico, en el entendido que tales obligaciones eran cumplidas por la Sociedad Administradora, bajo su propio nombre y RUT.

Finalmente, sabemos que algunas Sociedades Administradoras haciendo caso a los oficios han concurrido al SII a inscribir sus fondos administrados en el Registro Único Tributario por cada uno de ellos, y esto no ha sido aceptado por la autoridad administrativa en base a las instrucciones del propio SII.  Es decir, aún pareciera existir un cierto contrasentido o falta de claridad en las interpretaciones sobre la materia.

Este dilema, que se observa más claramente reflejado en el artículo 32° de la Ley N°18.815 (MKII), que señala que se aplicará el impuesto previsto en el artículo 21° de la Ley de la Renta, respecto de ciertos desembolsos u operaciones efectuados por  el Fondo, y se precisa que la responsabilidad por el pago de tal impuesto será de la Sociedad Administradora.  Cabe preguntarse, entonces, si este impuesto deberá ser enterado por la Sociedad Administradora bajo su propio RUT, o bien, procederá que ésta realice distintas declaraciones por cada uno de los fondos administrados por ella, cada uno bajo un RUT diferente. 

Esta duda, así como otras similares relacionadas con el control y cumplimiento de las obligaciones tributarias aún resultan difíciles de responder con certeza.  Creemos que el mundo de los fondos de inversión y su tributación, está en un constante cambio y evolución, lo que puede resultar positivo para el control fiscal, pero nocivo para el desarrollo de esta importante actividad financiera.

Es claro que el desarrollo del mercado financiero plantea desafíos trascendentales en materias tributarias y la definición de las obligaciones tributarias de los fondos de inversión es aún uno de ellos.  Sin embargo, como parte vital de nuestro mercado de capitales, creemos importante que las instrucciones tributarias a su respecto se enmarquen tanto dentro de las perspectiva del control tributario y fiscalización, así como de la perspectiva legal y tributaria, a fin de lograr un marco regulatorio armónico, consistente y certero.

 

Noviembre 2007

INDICADORES

IPC octubre

0,3%

IPC Acumulado a 12 meses

6,5%

Tasa de Desempleo (agosto - octubre 2007)

7,7%

UF a diciembre 09

$  19.512,01

UTM noviembre

$  34.120,00

Ingreso mínimo mensual

Trabajadores de 18 o más años de edad

$144.000

Menores de 18 años y mayores de 65 años

$107.509

Trabajadores de casa particular

$108.000

Asignación Familiar

Trabajadores activos y pasivos cuyo ingreso:

 

No excede de $135.124

$  5.393

Entre $135.124 y $264.667

$ 4.223

Entre $264.667 y $412.791

$  1.375

Más de $412.791

$0

Cotizaciones Previsionales

Servicio de Seguro Social

25,84%

Caja de Empleados Particulares

28,84%

Caja de Empleados Públicos

30,04%

Máxima cotización obligatoria al Fondo de Pensiones
(*) Este porcentaje varía según cada AFP.

13,50%

 

Última actualización: 

Material on this website is © 2014 Deloitte Global Services Limited, or a member firm of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, or one of their affiliates. See Legal for copyright and other legal information.

Deloitte refers to one or more of Deloitte Touche Tohmatsu Limited, a UK private company limited by guarantee, and its network of member firms, each of which is a legally separate and independent entity. Please see www.deloitte.com/about for a detailed description of the legal structure of Deloitte Touche Tohmatsu Limited and its member firms.