This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our cookie notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them.

Bookmark Email Print page

Modificaciones en el Aguinaldo

Por Mara Salamó 
Economía y Mercado 15/08/2011

1. Introducción
El pasado 14 de junio se publicó el Decreto 199/011, que modificó la forma de calcular los anticipos y las retenciones de IRPF correspondientes a las rentas de trabajo obtenidas en relación de dependencia, comenzando a contemplar la renta por concepto de sueldo anual complementario en el momento de su generación y no de su exigibilidad.
Un mes después, el 15 de julio, se publicó la Resolución 1114/011 que aclaró algunos aspectos que el Decreto dejó abiertos, y fijó una nueva condición para que el recibo de sueldo pueda actuar como resguardo.
En la presente entrega comentaremos los cambios prácticos que introducen ambas normas.

2. Antecedentes
El IRPF es un impuesto anual que grava, entre otras, las rentas de trabajo dependiente dentro de las cuales encontramos al sueldo anual complementario, también llamado aguinaldo.
De acuerdo con el artículo 31 del Título 7, las rentas gravadas por IRPF se deben computar siguiendo el criterio de lo devengado (cuando se generan), salvo en algunos casos -aguinaldo- para los que se deberán imputar al mes en que deba pagarse.
Es así que al comienzo de la vigencia del impuesto, en el mes de junio esta partida se sumaba a las demás rentas de trabajo del mes para calcular la retención mensual, y en el mes de diciembre se sumaba a todas las rentas de trabajo del año para calcular el ajuste anual. En este contexto, en el mes de junio no solo se abonaba más IRPF, sino que se pagaba una tasa más alta de la que realmente correspondía si consideramos que el impuesto es anual.
Para mitigar estos efectos se dictó la Resolución 617/009 (hoy derogada), la cual determinaba que a partir de junio de 2009 el IRPF de la primera fracción del aguinaldo se debía calcular aplicándole una escala específica allí establecida. Por tal motivo en junio de 2009, 2010 y 2011, ya no se sumó el aguinaldo a las demás rentas del mes, ni los aportes a las demás deducciones, sino que se utilizaron dichas escalas progresivas.
Finalmente, para atenuar ese impacto se publicó el Decreto 199/011 que es aplicable a las rentas devengadas a partir del 1° de agosto de 2011. Esta norma establece una forma de calcular la retención de forma de pagar el impuesto correspondiente al aguinaldo mensualmente (cuando se genera) y no en los meses en que debe pagarse.
En este contexto se podría llegar a considerar que este decreto se amparó en la modificación que introdujo la Ley 18.719 al artículo 31 del Título 7, cuando habilitó al Poder Ejecutivo a establecer las rentas que se computan en el momento del cobro; sin embargo, en nuestra opinión esta solución podría catalogarse como ilegal en la medida que va en contra de lo estipulado expresamente en el mencionado artículo.

3. Cálculo de las retenciones mensuales - Trabajo dependiente
El nuevo Decreto, que entró en vigencia en el mes cargo agosto, modificó, entre otros, el artículo 63 del Decreto 148/007, que establece cómo calcular las retenciones mensuales de IRPF, y actualmente dispone lo siguiente:

  • Si la renta mensual computable para IRPF es superior a 10 BPC: se debe incrementar la misma en el 6% de la materia gravada para seguridad social, sin considerar el tope jubilatorio.
  • Si la renta mensual computable para IRPF no es superior a 10 BPC: no se debe incrementar la misma.

3.1 ¿Por qué 10 BPC?
El límite de 10 BPC (actualmente $ 22.260) no es arbitrario, sino que se eligió porque recién alrededor de este importe es que se comienza a pagar IRPF. Las rentas menores no pagarían IRPF a causa del mínimo no imponible y las deducciones admitidas. Interesa señalar que se podría dar el caso de una persona que algunos meses supere las 10 BPC y en otros no, este aumento del 6% solo será aplicable en los meses que su renta supera dicho tope.

3.2 ¿Por qué 6%?
El porcentaje del 6% sobre la materia gravada tampoco se eligió arbitrariamente, sino que representa de forma aproximada cómo se calcularía el aguinaldo líquido generado mensualmente por persona. Cabe recordar que el aguinaldo es la doceava parte del sueldo (1/12 = 8,333%), y que los aportes personales podrían llegar a ser hasta un 23,125% (23,125% * 8,333% = 1,93%, aproximadamente 2%).
Esto lleva a concluir que el aguinaldo líquido (sin aportes a la seguridad social) sería aproximadamente un 6% de la materia gravada, aunque va a depender de los aportes a la seguridad social que ya no son los mismos en todos los casos a raíz del FONASA. Y aún, si el 6% fuera exacto, el aguinaldo no se calcula sobre la materia gravada, sino que la base de cálculo va a estar dada por las partidas remuneratorias en dinero entregadas por el empleador.

3.3 ¿Qué se considera materia gravada para la seguridad social?
El numeral 4 de la Resolución 1114/011 aclara que se debe considerar el monto por el cual se realizan los aportes personales jubilatorios a la seguridad social, sin ningún tope.

4. Cálculo del Ajuste Anual de IRPF - Trabajo dependiente
En el mes de diciembre se debe realizar el ajuste anual, lo que implica calcular el IRPF y restarle las retenciones mensuales efectuadas durante el año. Dicho IRPF anual se deberá calcular considerando todas las rentas gravadas durante el año, sin el aumento del 6% e incluyendo el aguinaldo real de junio y diciembre, y tomando dentro de las deducciones admitidas los aportes personales.

5. Cálculo de los anticipos de IRPF - Trabajo dependiente e independiente
En estos casos el IRPF de cada mes se calcula aplicando la escala mensual de rentas a la suma de las rentas de trabajo dependiente e independiente, y restando a dicho monto el que surge de aplicar la escala mensual de deducciones a las deducciones admitidas del mes.
Ahora bien, a partir del mes de cargo agosto, cuando se sumen las rentas de trabajo dependiente se deberá considerar la renta computable aumentada en un 6% si correspondió. Si esto no se tomara en cuenta a la hora de calcular el anticipo, se anularía el efecto que se intentó lograr con la nueva norma.

6. El recibo de sueldo como resguardo
El Decreto 108/007 estipuló las formalidades que en materia laboral deben contemplar los recibos de sueldo.
El numeral 9 de la Resolución 662/007 estableció además que los recibos de sueldo pueden actuar como resguardos de las retenciones de IRPF siempre y cuando contengan los siguientes datos: identificación del retenido, monto de la retención, y monto gravado para IRPF.
A raíz de las modificaciones estipuladas para el aguinaldo por el Decreto 199/011, el numeral 1 de la Resolución 1114/011 estipuló una nueva condición para que el recibo pueda actuar como resguardo: que figure asimismo el monto computable para IRPF, o sea, el monto aumentado en el 6% de los conceptos que corresponda.

7. El comprobante resumen
De acuerdo al numeral 37 bis de la Resolución 662/007, antes del último día hábil del mes de marzo las empresas deben tener a disposición de sus empleados el comprobante resumen del ejercicio anterior. Nos interesa aclarar que este comprobante no se va a ver afectado por esta modificación ya que en el mismo se deben detallar montos reales totales y anuales a efectos de disponer de la información al momento de hacer la declaración jurada anual en los casos que sea pertinente.

8. A modo de resumen
La nueva normativa de IRPF en relación al aguinaldo dispone que se pague el IRPF de esta partida a medida que se genera (mensualmente) y no en el momento que se hace exigible.
Interesa destacar que el IRPF es un impuesto anual, y el monto del impuesto no se va a ver afectado por la nueva normativa. Lo que cambia es el monto determinado mensualmente y por tanto el momento en que el impuesto se termina pagando.

Last Updated: 

Contacts

Name:
Asesoramiento Impositivo y Legal
Company:
Deloitte S.C.
Job Title:
Phone:
Email
dail@deloitte.com

Share

 

 

Follow us



 

Talk to us